Perdete
Encontrando


Contactanos

Poder y Lenguaje.
Dos palabras claves para el bienestar.

 

Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.
Génesis 1:3

- "La palabra crea mundos" - es mi frase preferida, al referirme a la posibilidad de cambiar
“ese mundo” que sentimos nos limita, a la hora de sentirnos bien.

David Maclagan, en un texto en el cual revisa los mitos de la creación de las más diversas culturas (Mitos de la creación, Editorial Debate, 1977) concluye que entre todas las acciones que dan lugar a la creación (moldear, plantar, tejer, tallar...); hay una que supedita a las otras:
la palabra, el habla, el verbo.

Rafael Fauquié dice: -"El desorden anterior a la creación del universo es el desorden de la ausencia de palabras. En Cien años de soledad, al hablarse de la fundación de Macondo, la voz narradora dice que el mundo era tan reciente que muchas cosas carecían de nombre"-.

Definitivamente el mundo está hecho de palabra...
La palabra nombra y lo nombrado ya forma parte de nuestra realidad.
Si lo "innombrable" tiene su palabra y hay quienes definen al silencio (que también puede ser nombrado) como la "palabra no dicha".

y es el Poder quien se encarga de imponerlas...
En tiempos donde es frecuente, que alguien se autodefina como depresivo,
¿no valdría la pena preguntarle sino estará triste, aburrido, desmotivado,
angustiado, temeroso, abatido, decaído, desanimado, melancólico,
o nostálgico entre tantas otras cosas posibles?

Cuántos mundos se abren al cuestionar una palabra,
que en definitiva cuestiona una creencia cerrada sobre nuestro padecer.
Sin embargo, como autómatas, repetimos la palabra "depresión",
olvidando a una millonaria industria, que factura con su uso indiscriminado.

Apropiarnos del "Poder del Lenguaje" y Cuestionar al "Lenguaje del Poder"
nos permitirá elegir la palabra protagonistas,
a la hora de "construir" nuestra realidad, capaz de nombrarnos.

El lenguaje y la
Construcción de la Realidad

En términos genéricos, se habla de LENGUAJE siempre que se encuentran un conjunto de signos de la misma naturaleza, cuya función primaria es permitir la comunicación.

Sin entrar en el laberinto de las definiciones,
les diré que "El lenguaje humano" se basa en la capacidad de los seres humanos
para comunicarse por medio de signos.


La comunicación , es entonces, una Acción en Común ,
que realizo a través de la palabra, la voz, el rostro, el cuerpo,
la emocionalidad, mi modo de ser, mis acciones etc.

Rafael Echeverría en Ontología del Lenguaje, nos propone tres postulados básicos para dimensionar el poder creador:

1 - Interpretamos a los seres humanos como seres lingüísticos.

Postula que el lenguaje es, por sobre todo, lo que hace de los seres humanos el tipo particular de seres que son. Los seres humanos, planteamos, son seres lingüísticos, seres que viven en el lenguaje. El lenguaje, postulamos, es la clave para comprender los fenómenos humanos.

2 - Interpretamos al lenguaje como generativo.

Este segundo postulado se hace cargo, precisamente, de cuestionar la concepción tradicional del lenguaje, abandonando la noción que reduce el lenguaje a un papel pasivo o descriptivo. A través del lenguaje, no sólo hablamos de las cosas, sino que alteramos el curso espontáneo de los acontecimientos: hacemos que cosas ocurran. Por ejemplo, al proponerle algo a alguien o al decirle «sí», «no» o «basta» a alguien, intervenimos en el curso de los acontecimientos.

3 -Interpretamos que los seres humanos se crean a sí mismos en el lenguaje y a través de él.

Sujetos a condicionamientos biológicos y naturales, históricos y sociales, los individuos nacen dotados de la posibilidad de participar activamente en el diseño de su propia forma de ser. El ser humano no es una forma de ser determinada, ni permanente. Es un espacio de posibilidad hacia su propia creación. Y aquello que lo posibilita es precisamente la capacidad generativa del lenguaje. A partir de las bases de condicionamiento mencionadas, los individuos tienen la capacidad de crearse a sí mismos a través del lenguaje. Nadie es de una forma de ser determinada, dada e inmutable, que no permita infinitas modificaciones.

En este sentido, se hace imposible excluir al lenguaje;
a la hora de plantear la construcción de la realidad

Con el lenguaje, creamos mundos propios. El lenguaje es quien da significado a lo que nos rodea y organiza las diferentes sensaciones que llamamos realidad. 
Brian Tracy -conocido conferencista del modelo de pensamiento positivo- afirma que existen dos Leyes que regulan la creación de la realidad: la Ley de Expresión y la Ley de Reversibilidad.
Si revisamos, la ley de Reversibilidad para explicar el poder asignado a las palabras:

Ley de Reversibilidad
dice que todo lo que se expresa (a través de palabras, pensamientos, emociones) se imprime en el subconsciente. Esto implica que -si Ud. no tenía la idea de ser asaltado en su subconsciente- puede llegar a incorporarla a partir de lo que escucha y da por cierto, lo que le dicen, lo que acepta como de fuente indudable...aun cuando resulte dañino para Ud., en términos de lo que generará en su realidad a partir de ese concepto.

Como consecuencia, resulta imprescindible volverse más atento con respecto a la información que aceptamos y al tipo de fuentes que permitimos en nuestro entorno. Nuestro grupo de referencia informativo (las personas con las que conversamos, los programas de televisión que vemos, los diarios que leemos, las radios que escuchamos), marcarán la pauta de lo que experimentaremos en nuestra realidad. Ni más ni menos. No existe forma de eludir este proceso porque es la manera en la que la realidad funciona.

Les propongo pensar en algo que aún no pudimos lograr. Imaginemos ahora, que al analizar el tema, usamos alguno de los tres grupos de respuestas propuestas:

1 - Es Imposible - No es posible - No se puede- Nadie pudo- Nadie va a poder
2 - Vos no podes – No es para vos –
Nunca vas a poder.
3 - Todavía No -

¿Creen ustedes, que se nos posibilitarán
los mismos mundos, sea cual fuere
el grupo de afirmaciones elegidas?


Si cada uno de nosotros, fuésemos conscientes de que la energía liberada en cada palabra afecta no sólo a quien se la dirigimos sino también a nosotros mismos y al mundo que nos rodea, comenzaríamos a cuidar más lo que decimos.

Ahora sí, una vez planteado el camino de construcción de la realidad, su influencia en nuestras creencias y el lugar del lenguaje como posibilidad de creación para modificarlo; es válido aclarar que existen muchas formas para recorrerlo.

Freud, en el principio de su práctica, se animó a definirla
como “la cura por la palabra".
En mi humilde experiencia, habló "del camino del yo creo":
un proceso que, comenzando por la palabra, se plantea la construcción de la realidad.

(Para conocerlo, descargá gratuito un siguiente e-book,
en el cual lo asocio a La Ley de Atracción)


Cuestionado el Lenguaje del Poder

Es justamente Rafael Echeverría, un sociólogo, quien en "Ontología del Lenguaje", plantea lo siguiente:

Lo social, para los seres humanos, se constituye en el lenguaje.
Todo fenómeno social es siempre un fenómeno lingüístico.
Mientras los sociólogos no reconozcan lo anterior,
pienso que el poder de sus interpretaciones
y de su quehacer será inevitablemente limitado.

Hecha esta introducción, nada mejor que este breve diálogo de Lewis Carroll, incluido en el Capítulo VI de Alicia detrás del espejo, para presentar el tema:

Cuando yo empelo una palabra --insistió Humpty Dumpty con un tono de voz más bien desdeñoso-- quiere decir lo que yo quiero que diga..., ni más ni menos.

--La cuestión --insistió Alicia-- es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.

--La cuestión --zanjó Humpty Dumpty--
es saber quién es el que manda..., eso es todo.

Si me permitieran reescribir este relato, haría que Alicia responda - en un tono más afectivo que desdeñoso – que le cuestión última,
sería entonces cuestionar y rebelarse
a las palabras que nos impone el poder.

En ese sentido, debemos ser concientes que el lenguaje dominante,
es siempre el lenguaje del poder dominante.
Quizá esto no sea explícito ni visible; pero el poder siempre buscará manipularnos y es la palabra su mejor instrumento para hacerlo.

Si bien no intento profundizar este tema, resulta imposible omitir que el poder hace uso y abuso de las palabras, para acomodarse a su propia lógica.

Incluir está mención al Lenguaje del Poder, es casi un deber en mi caso, pues soy plenamente conciente del condicionamiento que implica a nivel individual y social, -a veces imperceptible -pero clave a la hora de operar sobre los estados anímicos.

Un ejemplo de mi práctica laboral, va a ayudarlos a visualizarlo:
En los últimos tiempos, cuando alguien me comenta que perdió el trabajo, le propongo revisar sus dichos, pues probablemente lo perdido sea el empleo.

Trabajo no es aquello que tenemos o no tenemos:
es lo que hacemos ,un hacer que transforma
la realidad
y nos desarrolla como personas,
sea por cuenta propia (Oficios o profesionales Independientes, Empresarios, Emprendedores) o por cuenta ajena
(Empleados, Asalariados).

Marcar una diferencia entre empleo y trabajo,
no apunta simplemente a corregir un error en el uso de las palabras
(que conociendo el lenguaje del poder no puedo considerar inocente),
sino a cuestionar la interpretación de los hechos, conectarnos con nuestras potencialidades y asumir el protagonismo en modificarlos.

Talleres - Ciudad
de Buenos Aires
Gratuitos
Te proponemos
una Actividad para que
varones y mujeres
fortalezcan el diálogo entre géneros
para construir relaciones más equitativas.

Informate


Cosas del Lenguaje

Paulo Freire siempre pensó que enseñar a leer y escribir
a esos niños exige otra comprensión del lenguaje. "Eso implica reconocer que hay una sintaxis propia de las clases populares -decía-. Cuando esto no se toma en cuenta, se están poniendo obstáculos al proceso de aprender a escribir y leer.
Es un absurdo que en las escuelas primarias de las
áreas populares, se subraye con rojo ‘errores' de idioma como la concordancia
entre el verbo
y el pronombre.
En Brasil decimos ‘a gente'
que significa nosotros. La gente popular dice ‘a gente llegamos' en lugar de ‘a gente llegó'. Yo pregunto ¿quién determinó que ‘a gente llegó' es lo válido? ¿Quién dijo que este es el portugués llamado patrón culto? Si hay un patrón culto es porque hay uno que no lo es. ¿Quiénes hablan lo inculto? Las masas populares. Allí ya se plantea la cuestión de poder con respecto al lenguaje.
La gramática aparece como
un instrumento de poder y represión. No es que defienda la tesis de que los niños populares deban seguir diciendo ‘a gente llegamos'. Deben aprender a decir ‘a gente llegó' y conocer l
a razón gramatical
por la cual dicen eso.

Pero antes tenemos que respetar la sintaxis popular. Respetar la identidad de su cultura, de su sabiduría. Y para que los niños populares aprendan el llamado ‘patrón culto', debemos partir de su patrón, por lo tanto de su lenguaje, demostrándole que ellos también hablan bonito".


Autoestima y Creencias
On Line
Te proponemos
una Actividad para
Conocer tus Creencias
para Fortalecer tu
Autoestima

Informate



La Vitalidad
de la Palabra

En el lenguaje cobra valor hasta el silencio de la palabra no dicha expresado por la escritora en sus Endechas:

“El lenguaje silencioso engendra fuego. El silencio se propaga, el silencio es fuego.”
“Era preciso decir acerca del agua o simplemente apenas nombrarla, de modo de atraerse la palabra agua para que apague las llamas de silencio.”
“En el corazón de la palabra lo alcanzaron; y yo no puedo narrar el espacio ausente y azul creado por sus ojos.”
Para Pizarnik el silencio sería el lenguaje absoluto. Dueña de un exquisito manejo de la palabra, sin embargo, podríamos decir que la nombra como dice en ese párrafo, nombrar al agua para apagar las llamas del silencio: “En mí, el lenguaje es siempre un pretexto para el silencio”. “Toda la noche hago la noche. Toda la noche escribo. Palabra por palabra yo escribo la noche.”
Pareciera que en el uso o en la ausencia de la palabra, para ella, está encerrado todo el significado de la vida y de la muerte. Su obra escrita posee tal intensidad que no puede ser leída sin contener el aliento. Digo su obra escrita, porque creo que simultáneamente con su lectura se tiene la sensación de que hay un mundo de silencio paralelo, en donde la palabra no dicha tiene una gravitación aún mayor, como la sombra agigantada de un objeto por la perspectiva de la luz.

Fragmento de
Ana Beatriz Romansco


Actividades Encontradores

- Talleres de Desarrollo Personal
y Laboral.
- Test on Line
- Actividades Presenciales
y On Line

Informate


    

Muchas veces he escrito, y seguramente escribiré, sobre "El poder de la palabra",
pues es la mejor herramienta que conozco para cambiar nuestras vidas.
Y en ese sentido, no puedo terminar este texto sin la famosa frase de Ghandi,
que las asocia al destino :

"Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras.
Cuida tus palabras porque se transformarán en actos.
Cuida tus actos porque se harán costumbre.
Cuida tus costumbres porque forjarán tu carácter.
Cuida tu carácter porque formará tu destino.
y tu destino, será tu vida".

Fabiana Andrea Mendez

 
Ingrese su email si desea recibir nuestros Newsletters:

www.encontradores.com.ar
Comunidad Encontradores - Ciudad de Buenos Aires Argentina
comunidad@encontradores.com.ar
Sitio optimizado 1024x768
© Copyright  2010  Encontradores by Fabiana Andrea Mendez
Consultas y Sugerencias