Perdete
Encontrando


Contactanos

Capturá el Instante
Viviendo en presente continuo
.

H ace muchos años, conocí un fotógrafo que me habló de su talento.

Voy a confesarte un secreto - me dijo- “Capturo el instante” y me niego a modificar algo de lo que aparece.

No entendí sus palabras; es más me resultaron perturbadoras, consciente que mi sensación excedía
al plano de la fotografía
.

Sevilla, 1933.
Henri Cartier-Bresson

Muchos años después, en una exposición en una iglesia de mi barrio, conozco a un artista me describieron como “increíble”.
Habló con él y me conmueve su relato sobre el uso del color. Siento su pasión en su relación con los colores; me pierdo en sus palabras. “Capturo el instante”, le escucho decir al volver a la escena, explicándome el modo de componer sus obras.
-Es tan simple como fotografiar algo y dejar proyectar mi sentir sobre esa imagen – me dijo para completar su idea.
Recordé esa frase; me resultó aún más perturbadora que la primera vez que la oí. Sin embargo, esta vez, hubo algo mágico en su obra que le aportaba la contundencia de una verdad revelada.
A cuatro años de ese episodio, y después de vivir demasiadas cosas inexplicables, comprendí la inmensidad cada instante vivido cuando el “aquí y ahora” nos ubica en escena.

 

En el instante inicial...El Presente contínuo

No sé cuánto dura un instante1, y tampoco necesito la precisión del dato; seguro es más breve que la posibilidad de medirlo. Lo importante es reflexionar sobre la vivencia del mismo, la plena conciencia de su transcurrir y la posibilidad de anclarnos allí; sin que nuestros pensamientos se remonten al pasado o vuelen al futuro.
Para comenzar, creo interesante, construir una idea de “instante” a partir de analizar la etimología de la palabra y de revisar la definición aportada por el diccionario de la Real Academia Española:
La palabra instante deriva  del latín instans (gen. instantis, "que insta" y, por extensión, "urgente", "presente" ) ,  participio activo del verbo instare (“estar sobre, “instar ").
1. m. Porción brevísima de tiempo.
a cada ~, o cada ~.
1. locs. advs. Frecuentemente, a cada paso.
al ~.
1. loc. adv. Al punto, sin dilación.
por ~s.
1. loc. adv. Sin cesar, continuamente, sin intermisión.
2. loc. adv. De un momento a otro.
A partir de esto, rescaté dos palabras claves para pensarlo:
•  Presente
•  Continuo
La idea de estos términos , me permite avanzar un paso más y asociar el instante al concepto de “aquí y ahora”, que ya nos mete de lleno en el punto más interesante del valor que cobra la idea de capturar un instante. Vivimos en un “aquí y ahora” constante; sólo eso es verdadero. Pasado y futuro sólo pueden existir en nuestros pensamientos, no tienen entidad real, son sólo ideas. Sólo el presente nos desafía a actuar, en lugar de imaginar o de recordar.
Nada ocurrió en el pasado, ocurrió en el ahora de entonces.
Nada ocurrirá en el futuro; ocurrirá en el ahora de ese momento.
De seguro no es sencillo aceptar que todo existe en tiempo presente. De hecho, en el día a día, por lo general nuestros pensamientos nos impiden tener plena conciencia de la información recibida por nuestros sentidos: se en forma de recuerdos, experiencias o nostalgia; o bien como planes, proyectos, objetivos; acompañados por sentimientos miedo, tristeza, euforia, etc. Lo que consideramos “pasado” son huelas de la memoria almacenadas en la mente. Al recordar, reactivamos en el ahora estas huellas.
El futuro es un ahora imaginado, una proyección mental de una situación deseada o temida. Pasado y Futuro nos ayudan a evadirnos, en ocasiones son una defensa que levantamos por temor a abrimos a lo que vaya ocurriendo paso a paso. De aquí que la percepción del pasado como del futuro; se basa en la decodificación de nuestro presente, teñida por la emocionalidad dominante al momento de pensarlos. La Terapia de Gestalt2, llamada también terapia del "aquí y ahora”, nos propone tres preguntas claves para conocer como vivenciamos el presente y nos propone realizar algunos cambios:
• ¿Qué estás haciendo ahora?
• ¿Qué sientes en este momento?
• ¿Qué estas tratando de evitar?
Cambiar el "por qué" por el "como"
El “para qué” o el “cómo” es el aquí y ahora…; a diferencia del “por qué”, que te lleva estrictamente al pasado o al futuro)
El por qué acarrea una explicación ingeniosa, pero no una comprensión del tema.
El por qué, tan común en los niños pequeños, sólo nos conduce a interminables y estériles investigaciones de la causa de la causa de la causa de la causa.

El “para qué” o el “cómo” son preguntas claves que también se utilizan para "estar en la zona” y “promover el flujo” , dos conceptos propuestos que también nos ayudan a capturar un instante.

Estar en la Zona.

Actualmente ha tomado popularidad el término "estar en la zona”3 , utilizado a menudo en el deporte.
Se trata de focalizar toda mi atención en una situación vivida, utilizando al máximo mis sentidos, mis pensamientos y mi emocionalidad para méteme totalmente en ella y estar abierto a lo que me ofrece. También se lo conoce como estado productivo.

Es lo que también sienten por ejemplo,  muchos  cirujanos durante una operación, o un arquero al atajar un penal, o un conferencista en una clase magistral, o un piloto de avión cuando levanta vuelo o un equilibrista circense cuando sale a escena.
Nada ni nadie puede distraerlos en ese momento porque están sumamente concentrados, a la vez que disfrutando de lo que hacen. Una de las claves para hacerlo es desarrollar la capacidad de vaciar nuestra mente para evitar perder energías en pensamientos que nos restan la posibilidad de accionar en tiempo real.

Si bien no me gustan las recetas hechas, quiero compartirles las sugerencias de especialistas en el tema para lograrlo:

Pensando el paso a paso.
Para saber en qué concentrarnos es indispensable saber qué hacer; no sólo en el momento en que queramos focalizar nuestra atención sino todo el tiempo. En ese sentido es clave decidir las acciones en función de su sucesión, definiendo la siguiente a partir de la continuidad: esto se logra definiendo un listado de acciones que ayuda a saber el camino a recorrer.

Saber separar los asuntos.
Pensar una tarea con la idea de principio y fin; cuando la iniciamos sólo nos focalizamos en ella y cuando la terminamos la cerramos y ya no volvemos a ella. Al iniciar otra, nuestra mente debe acostumbrarse a saber que enfrentamos asuntos diferentes y debe hacerlo consciente e inconscientemente. Para lograrlo debemos en lo consciente hacer algo para formalizarlo y para lograrlo en forma inconsciente, un buen hábito es hacer una pausa, siendo necesario levantarnos, tomar algo o hacer cualquier cosa que realmente nos mueva de escena.

Consolidar hábitos productivos
•  combatir los imprevistos.
•  eliminar las distracciones
•  mejorar hábitos de sueño, alimentación y actividad física.


El Fluj
o.

Mihaly Csikszentmihalyi, conocido mundialmente por sus trabajos sobre psicología positiva, definió el concepto de fluir como el hecho de sentirse completamente comprometido con la actividad por sí misma. El ego desaparece. El tiempo vuela. Toda acción, movimiento o pensamiento surgen inevitablemente de la acción, del movimiento y del pensamiento previo.

El flujo es un estado subjetivo que las personas experimentan cuando están completamente involucradas en algo hasta el extremo de olvidarse del tiempo,
la fatiga y de todo lo demás, excepto la actividad en sí misma183). 4

 

Se caracteriza por un sentimiento de enfocar la energía, de total implicación con la tarea, y de éxito en la realización de la actividad. Esta sensación se experimenta mientras la actividad está en curso. Según Csikszentmihalyi 5 , los componentes de una experiencia de flujo son los siguientes:

  1. Objetivos claros (las expectativas y normas se pueden percibir y los objetivos son alcanzables apropiadamente con el conjunto de habilidades y destrezas).
  2. Concentración y enfoque, un alto grado de concentración en un limitado campo de atención (una persona relacionada con una única actividad tendrá la oportunidad para enfocar y profundizar en el asunto).
  3. Retroalimentación directa e inmediata (éxitos y fallos en el curso de la actividad son obvios, así el comportamiento puede ser ajustado como se necesite).
  4. Equilibrio entre el nivel de habilidad y el desafío (la actividad no es ni demasiado fácil ni demasiado complicada).
  5. La actividad es intrínsecamente gratificante, así no se nota el esfuerzo cuando se ejecuta.
...con los siguientes resultados:
  1. Una pérdida del sentimiento de autoconocimiento, la fusión entre acción y conciencia.
  2. Distorsión del sentido del tiempo, se altera la percepción subjetiva de la experiencia temporal.
  3. Un sentimiento de control personal sobre la situación o actividad.
  4. Cuando se está en el estado de flujo, las personas llegan a estar absorbidas en sus actividades, y el foco de conciencia se reduce a la actividad misma, acción y conciencia se fusionan (Csikszentmihalyi, 1975. p.72).
No todos los componentes son necesarios para conseguir una experiencia de flujo. Csikszentmihalyi sugiere varias maneras en que un grupo puede trabajar de manera que cada miembro pueda alcanzar el estado de flujo. Las características que estos grupos deben incluir: Lo más importante del fluir es tener que la información se recibe de forma ordenada y la energía psíquica fluye sin esfuerzo y sin preocupaciones, hasta el punto de que la atención se puede dirigir a la realización de las metas personales. No hay problemas que se tengan que resolver ni amenazas por las que estar alerta. Todo fluye con naturalidad en la dirección que permite alcanzar la meta propuesta. Las experiencias de flujo vividas con regularidad ayudan a enriquecer nuestra personalidad.


Un Instante Decisivo.

Seguro habrán oído alguna vez, la voz latina Carpe Diem escrita por el poeta latino Horacio (65 a.C.-8 a.C.), en el libro I de las "Odas", en el que aconseja a su amiga Leucone con la frase: "... carpe diem, quam minimum credula postero" . Una posible traducción de la frase sería "... cosecha el día de hoy y confía lo mínimo posible en el mañana". Yo no puedo confiar el mañana. Hace años, un problema de salud, de un día para otro, me sacó de escena y no regresé hasta cuatro meses después. Estuve muy grave, en coma, al punto de creer que estaba muerta. Es difícil de explicar lo vivido a partir de esa sensación; sin embargo bien puedo resumirlo en haber aprendido a fuego: el mañana no está en nuestras manos y el pasado sólo es una anécdota; sólo el presente se nos impone, un presente que es ante todo incierto.
Y ese episodio, muchísimo más leve , se repitió dos veces más; de ahí mi valoración sobre el instante.

No sólo se trata de focalizar mi atención en el presente, de darle total protagonismo a mis sentidos; sino que es algo más trascendente:
es la toma de conciencia que quizá ese sea mi último instante
y debo estar a la altura de semejante evento.

Cualquier instante entonces, por más insignificante, absurdo, irracional, irrelevante que lo consideren; se convierte en un instante decisivo.


Hyères, France, 1932.
Henri Cartier-Bresson
El concepto de instante decisivo, lo tomo de Cartier-Bresson 6 quien defendía la importancia de no forzar la fotografía, sino dejarla fluir.
Él supo entender que en la fotografía había una capacidad única de capturar el tiempo, de suspenderlo y mantenerlo vigente de forma indefinida.

El concepto de instante decisivo, lo tomo de Cartier-Bresson 6 quien defendía la importancia de no forzar la fotografía, sino dejarla fluir. Él supo entender que en la fotografía había una capacidad única de capturar el tiempo, de suspenderlo y mantenerlo vigente de forma indefinida.

Sineramente no tengo claro si alguien que no vivió mi experiencia puede comprender esto, de hecho yo jamás lo hubiese hecho antes de vivirla. Pensarnos en sucesivos instantes decisivos, se transforma en un desafío de disfrutar lo que nos quede por vivir.

Es un desafío que trasciende al tiempo cronológico (cronos) 7 para darle protagonismo al kairos (tiempo de las vivencias) y a la apropiación del espacio para dejarnos sorprender por lo que la vida nos ofrece.

Cartier-Bresson trasluce su intranquilidad ante la fugacidad de los momentos y el eterno correr del tiempo cuando escribe que:“De todos los medios de expresión,
la fotografía es el único que fija el instante preciso. Jugamos con cosas que desaparecen y que,
una vez desaparecidas, es imposible revivir...
Para nosotros, lo que desaparece, desaparece para siempre jamás:
de ahí nuestra angustia y también la originalidad esencial de nuestro oficio .” 8

El ser humano no siempre puede fijar el instante preciso, pero si puede estar abierto a convertir cada instante en su instante preciso, en un instante decisivo único; sin preocuparse en revivir lo pasado ni proyectar lo futuro.
Y eso, lejos de angustiarnos, tranquiliza; nos rescata de la muerte en vida. Capturá el instante, centrate en el aquí y ahora, está en la zona, fluí, fijá tu instante, hacé de él un instante decisivo…
O simplemente anímate a vivir sólo por hoy.

Fabiana Andrea Mendez

 

 

 

Y no olvides encontrarme
en las Redes Sociales

Dos propuestas temáticas diferentes, con identidad propia,
que debes al menos darme la oprtunidad de concoer.


* - Perdidos en Encontradores
Yo no busco, encuentro.
¿Y vos?

 

Fuentes de Información

1- Newton entre otros físicos buscaron respuesta a estas preguntas, importantes teorías surgieron a partir de hacerlo. Si te interesa el tema, te recomiendo este articulo de Alberto Lacas: “¿Qué es un instante? http://albertolacasa.es/que-es-un-instante/
2- ¿Que es la Terapia Gestalt? -ITG (Instituto de Terapia Gestalt) - http://www.itgestalt.com/cms/content/que-es-la-terapia-gestalt
3-
GTD. Estar en la zona - http://blog.davidtorne.com/es/2011/06/gtd-estar-en-la-zona-2/
4- Efecto del flujo y el afecto positivo en El bienestar psicológico Mª P. Fernández, M. A. Pérez y H. González - http://www.uv.es/seoane/boletin/previos/N107-4.pdf
5- Concepto de Flujo en Psicología - http://es.wikipedia.org/wiki/Flujo_(psicolog%C3%ADa)
6- Cartier-Bresson es considerado uno de los grandes maestros de la historia fotográfica. David Präkel señala que este importante fotógrafo nacido en Chanteloup, Seine et Marne (Francia) es “considerado por muchos el padre de la fotografía de calle y el fotoperiodismo
7 -
¿Qué hora marca tu Reloj Emocional? - Web Encontradores
8- El “instante decisivo” de Henri Cartier-Bresson - http://oscarenfotos.com/2011/11/19/el-significado-del-instante-decisivo-de-henri-cartier-bresson/





www.encontradores.com.ar
Comunidad Encontradores - Ciudad de Buenos Aires Argentina
comunidad@encontradores.com.ar
Sitio optimizado 1024x768
© Copyright  2010  Encontradores by Fabiana Andrea Mendez
Consultas y Sugerencias