Elogio de "lo posible "

La justa medida de la Insatisfacción

Una vez le preguntaron a un anciano en su lecho de muerte,
qué fue lo peor y lo mejor en su vida
- La insatisfacción - respondió.
La insatisfacción fue, es y será lo mejor y lo peor en la vida del hombre.

Me resulta difícil pensar esta contradicción, sin plantear la estrecha relación entre
la insatisfacción y la realización de un deseo
.

Seguramente compartirán conmigo, que para hacer realidad un deseo,
siempre pagamos el peaje de la insatisfacción:
Un peaje eterno, en tanto el deseo más que un destino es un viaje:
un viaje que continúa mientras haya vida.

No imagino una vida sin deseo;
o si, pero condenada a “la paz de los cementerios”.

Sin embargo, cuando veo a diario el sufrimiento de quienes persiguen un deseo voraz, ilimitado,
insatisfecho por definición, o simplemente imposible en su "aquí y ahora”;
no puedo menos que entristecerme.
Incluso temo contagiarme de la "insatisfacción crónica" que pretenden imponernos;
en la cual no importa cuanto tengamos o vayamos a tener;
pues en definitiva, nunca será suficiente.

Tanto deseo como insatisfacción requieren ser regulados
y si bien aún no se editaron "las diez lecciones para disfrutar feliz",
el simple hecho de pensar la posibilidad de disfrute,
me ayuda a no creer que estemos ante un callejón sin salida.

Con ustedes, su señoría la Insatisfacción

La Real Academia española (RAE) define a insatisfacción, como no podría ser de otra forma, por lo que no tiene: es Falta de satisfacción.

La satisfacción, sin embargo es un concepto más complejo, donde voy a rescatar la acepción número 5

(Del lat. satisfactio, -onis ).
1.
f. Acción y efecto de satisfacer o satisfacerse.
2.
f. Razón, acción o modo con que se sosiega y responde enteramente a una queja, sentimiento o razón contraria.
3.
f. Presunción, vanagloria. Tener mucha satisfacción de sí mismo.
4. f. Confianza o seguridad del ánimo.
5. f. Cumplimiento del deseo o del gusto.
6. f. Una de las tres partes del sacramento de la penitencia, que consiste en pagar con obras de penitencia la pena debida por las culpas cometidas.

Bien, etimológicamente, rescatemos que se trata de una palabra compuesta que incluye la ACCION, precedida por el prefijo proviniente del latín“satis” que significa bastante, suficiente.

Suele decirse que la fuente de la satisfacción
es tomar bastante acción para cumplir un deseo.

Si bien lo suficiente, referencia en forma directa a la medición; el hecho de plantear la acción, también lo hace: la acción concreta es el gran límite al deseo, un deseo que "en lo posible" sólo encontrará su satisfacción.

Se dice que los dinosaurios se extinguieron porque evolucionaron por un camino equivocado: mucho cuerpo y poco cerebro, grandes músculos y poco conocimiento.
Basándome en esto, les diría que se extinguirán quienes evolucionen por el camino equivocado de desconocer sus propios deseos: Un conocimiento posible, sólo al ser vivenciado , en un “hacer” que hay que aprender a calibrar.

Un deseo imposible o el síndrome de insatisfacción crónica.

Hoy día mucho se habla del riesgo de quienes desarrollan en exceso su atención hacia el éxito material, relegando sus sentimientos y deseos más profundos a un segundo plano.
No faltan ejemplos de quienes, a nuestros ojos, lo tienen "todo" y sin embargo, no pueden disfrutar...

Hay mujeres y varones con un malestar permanente, insatisfechos por algo, que no pueden ni saben explicarse qué es.

No desear nada o desearlo todo,
son garantías de la infelicidad.
Dos imposibles que nunca encontrarán satisfacción.

Aquellos que nunca están contentos con lo que tienen pueden convertirse en insatisfechos crónicos.
Una característica común en estas personas, difíciles de tolerar por cierto, es la dificultad de aceptar sus propias limitaciones.
Se esfuerzan en un imposible causante de mucho sufrimiento, exagerado la mayor de las veces, pues en la mayoría de los casos sus capacidades

La insatisfacción crónica, siempre nos habla de lo exagerado

Todos necesitamos superarnos, enfrentar desafíos, proponernos metas, fijarnos un objetivo, y a la vez sentirnos valorados y apreciados por los demás. Se trata de nuestra satisfacción personal, base de un buen nivel de autoestima.
Pero la ambición exagerada, puede trasladarse en un malestar propio de nuestro tiempo que algunos lo han asociado al bovarismo:

En términos psicopatológicos, el bovarismo consiste en una alteración del sentido de la realidad, de raíz esquizoide, por la que una persona se considera otra de la que realmente es.

A partir de este concepto, hay quienes llaman bovarismo el
estado de insatisfacción crónica de una persona, producido por la distancia que existe entre sus ilusiones y aspiraciones
(a menudo desproporcionadas respecto a sus propias posibilidades)
y la realidad, que suele frustrarlas una y otra vez.
Suelen fijarse objetivos muy altos, en ocasiones inalcanzables, desconociendo que la realidad siempre impone sus propias leyes.
No importan cuánto hayan logrado,
pues no pueden disfrutar de la alegría del éxito.
Siempre faltará algo, pues a pesar del logro, siguen pensando en el camino que les queda por recorrer y no en lo andado.


Las Causas de la Insatisfacción

Les transcribo textualmente , el análisis de posibles causas que se enumeran en "Sentimientos de insatisfacción" un texto que Alfonso Aguiló publicó en Hacer Familia nº 63, V.:

* - En algunos casos, esa insatisfacción proviene de una dinámica de consumo poco moderado. Llega un momento en que comprueban que el afán por poseer y disfrutar cada día de más cosas sólo se aplaca fugazmente con su logro, y ven cómo de inmediato se presentan nuevas insatisfacciones ante tantas otras cosas que aún no se poseen. Es una especie de tiranía (que ciertas modas y usos sociales facilitan que uno mismo se imponga), y hace falta una buena dosis de sabiduría de la vida para no caer en esa trampa (o para salir de ella), y evitarse así mucho sufrimiento inútil.
* - En otras personas, la insatisfacción proviene de la mezquindad de su corazón. Aunque a veces les cueste reconocerlo, se sienten avergonzadas de la vida que llevan, y si profundizan un poco en su interior, descubren muchas cosas que les hacen sentirse a disgusto consigo mismas (y eso les lleva con frecuencia a maltratar a los demás, por aquello de que quien la tiene tomada consigo mismo, la acaba tomando con los demás). En cambio, quien ha sabido seguir un camino de honradez y de verdad, desoyendo las mil justificaciones que siempre parecen encubrir cualquier claudicación ("lo hace todo el mundo", "se trata sólo de una pequeña concesión excepcional", "no hago daño a nadie", etc.), quien logra mantener la rectitud y rechazar esas justificaciones, se sentirá habitualmente satisfecho, porque no hay nada más ingrato que convivir con uno mismo cuando se es un ser mezquino.
* - Otras veces, la insatisfacción se debe a algún sentimiento de inferioridad. Otras, tiene su origen en la incapacidad para lograr dominarse a uno mismo, como sucede a esas personas que son arrolladas por sus propios impulsos de cólera o agresividad, por la inmoderación en la comida o la bebida, etc., y después, una vez recobrado el control, se asombran, se arrepienten y sienten un profundo rechazo de sí mismas.
* - También las manías son una fuente de sentimientos de insatisfacción. Si se deja que arraiguen, pueden llegar a convertirse en auténticas fijaciones que dificultan llevar una vida psicológicamente sana. Además, si no se es capaz de afrontarlas y superarlas, con el tiempo tienden a extenderse y multiplicarse.
* - Algo parecido podría decirse de las personas que viven dominadas por sentimientos relacionados con la soledad, de los que suele costar bastante salir, unas veces por una actitud orgullosa (que les impide afrontar el aislamiento que padecen y se resisten a aceptar que estén realmente solas), otras porque no saben adónde acudir para ampliar su entorno de amistades, y otras porque les falta talento para relacionarse.
* - Incluso personas con una intensa vida social también pueden sentirse a veces muy solas e insatisfechas: quizá porque su exuberante actividad puede ser superficial y encubrir una soledad mal resuelta; o porque sus contactos y relaciones pueden estar mantenidos casi exclusivamente por interés; o porque son personas de fama o de éxito, y perciben ese trato social como poco personal, o como adulación; etc. Y también puede suceder lo contrario, y una soledad puede ser sólo aparente: hay personas que creen importar poco a los demás, y un buen día sufren algo más extraordinario y se sorprenden de la cantidad de personas que les ofrecen su ayuda (la satisfacción que sienten entonces da una idea de la importancia de estar cerca de quien pasa por un momento de mayor dificultad).

En cualquier caso, saber de dónde provienen los sentimientos de insatisfacción es decisivo para abordarlos con acierto y así gobernar con eficacia la propia vida afectiva.

Si bien se puede o no coincidir con esto, o enumerar otras muchas causas de la insatisfacción crónica, rescato la importancia de restear su origen para revertirlo. Un origen que no puede buscarse en lo que tenemos o dejamos de tener, sino en las expectativas: en lo que definimos como ideal.

La filosofía oriental asocia el sufrimiento a las expectativas...
No sufrimos por lo que "nos pasa",
sino por lo que esperábamos que pasase y tenemos que duelar.
El duelo de un ideal es un camino posible para disfrutar

La cara positiva de Insatisfacción

Les aseguro que es imposible crecer sin toparnos con la insatisfacción.
Hace un tiempo escribí sobre la importancia de tolerar la frustración, como una posibilidad de salvarnos y sentirnos bien.

La insatisfacción, en su justa cuota,
es el gran motivador para buscar el bienestar,
producto de fortalecer la autoestima.

Hay un camino muy fértil para mejorar a partir de las insatisfacciones, si somos capaces de no responsabilizar a los otros por lo que nos pasa e instalarnos en una queja permanente.
Se trata de aprovechar las mismas para conocernos, aceptarnos tal cual somos y valorarnos por haber elegido el esfuerzo que ese camino implica.

Si somos capaces de descubrir que, detrás de cada insatisfacción, hay una posibilidad de crecimiento, sin lugar a dudas algo habremos aprendido.

Y si además, lograrnos disfrutar de ese aprendizaje, entonces podremos considerarnos felices y ser agradecidos con la vida.



Autoestima y Creencias
On Line
Te proponemos
una Actividad para
Conocer tus Creencias
y ver si limitan a
promueven
tu Desarrollo
Personal y Laboral, entendiendo el autoconocimiento
como el primer paso
que darás para
Fortalecer tu
Autoestima


Consultá por está Actividad y otros Talleres de Desarrollo Personal y Laboral

Informate



Un ejercicio para trabajar la insatisfacción

1- Observar la situación como un desafío, una oportunidad de aprendizaje y crecimiento, y asumir dicha actitud.
2 -Comprometerse con un objetivo positivo de aprendizaje claro:
¿Qué quiero aprender?
3- Preguntarse cómo estoy contribuyendo a que esto suceda:
a - Con lo que hago,
lo que no hago
b - Con el contexto en que lo hago (intención, momento y lugar, emoción…)
c- Con la forma en que lo hago
d -Con la actitud con que lo hago .
4- ¿Qué puedo hacer distinto frente a este desafío para ser más efectivo de ahora en más?


La Felicidad
La felicidad y el sufrimiento vienen de tu propia mente, no vienen de fuera.
Tu mente es la causa de la felicidad; tu mente es la causa del sufrimiento.
Para obtener felicidad y pacificar el sufrimiento has de trabajar en tu mente.
El taller se encuentra en tu propia mente.
Necesitas eliminar los factores mentales, o pensamientos que traen sufrimiento.
Necesitas reconocer y comprender bien esos modos de pensar erróneos, así como los modos de pensar correctos que traen felicidad.
* La Puerta de la Satisfacción Lama Zopa Rimpoche


Necesidad, Deseo y Expectativa.

La revisión que nos lleva el concepto de satisfacción puede ser muy amplia y compleja pero que se puede resumir de algunas maneras que lo hace como la "razón, acción o modo con que se sosiega y responde enteramente a una queja, sentimiento o razón contraria" o aún como el "cumplimiento del deseo del gusto" como lo dice la R.A.E. o, en forma más directa como el lograr percibir, en nosotros o en cualquier otra personalidad, una actitud agradable en la que se siente que la necesidad desaparece, el deseo se cumple o la expectativa se logra y que, de por sí, constituyen uno de los elementos básicos de la actividad humana en casi todas las áreas que es, simplemente, llegar a la satisfacción.

Roberto de Vries


Una conducta constructiva

Cuando una persona incapaz de satisfacer una necesidad , luego del esfuerzo de conductas desplegado, se da cuenta de su realidad, la asume y no siente la necesidad de defender su ego o su yo, porque reconoce que el "fracaso" es sólo el resultado de una acción incorrecta o de una variable fuera de su control, entonces está presentando una conducta constructiva que le permitirá aprender de esta experiencia aparentemente negativa , para obtener mejores resultados en el futuro.
Por lo tanto la conducta constructiva es una forma positiva de reacciones apropiadas y realistas ante situaciones frustrantes .

Click aquí para leer el ensayo de Motivación
y Frustración


"Aprendamos
a Aprender"

- Actividad on Line Gratuita-
Te proponemos de participar
de una Actividad Gratuita que incluye una devolución personalizada
**********************
Bienestar Emocional, Desarrollo del talento
y Recursos Creativos

y otros Talleres de
Desarrollo Personal

**********************

Oratoria, Resolución de Conflictos- Negociación e Inteligencia Emocional ; Comunicación Efectiva e Introducción al coaching
y otros Talleres de
Desarrollo Laboral
- Actividades On Line -
Informate

    

Si alguien me preguntase que necesita una persona para ser feliz,
no dudaría es responderlo.
Y no es que caiga en simplificaciones baratas ni en frases hechas para explicar lo inexplicable.
Para ser feliz, respondería, necesita aprender a medir el ideal de felicidad,
con la misma vara que a sus propias limitaciones.

Un aprendizaje, que espero me alcance una vida para lograrlo.

Fabiana Andrea Mendez

Ingrese su email si desea recibir nuestros Newsletters: