Perdete
Encontrando


Contactanos

A mí me pasa lo mismo que a usted.
La empatía o el reino de las neuronas espejo.

Si bien muchas veces menciono "la importancia de ponerse en el lugar del otro",
aún siento es necesario valorar más ese concepto , incluido en la definición de inteligencia emocional:

Capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos,
los sentimientos de los demás, motivarnos
y manejar adecuadamente las relaciones que sostenemos
con los demás
y con nosotros mismos.

Y valorarlo, implica referenciarlo como uno de los aportes claves que nos hacen la psicología
(llamándolo empatía) y las neurociencias (neuronas en espejo);
pues se relacionan con nuestra evolución como seres sociales, de nuestro desarrollo moral,
y de más aún, del correspondiente a la cultura.

En ese sentido, me gustaría ampliarles está idea, pues más allá del importante aporte a la comunicación interpersonal que implica conocer esta habilidad y desarrollarla;
me importa transmitirle lo mucho que nos ayuda a mejorar la calidad afectiva de las relaciones humanas.

Acercándonos a la empatía

La Real Academia Española (RAE) la define de la siguiente forma:

1. f. Identificación mental y afectiva de un sujeto
con el estado de ánimo de otro.

Podemos decir entonces, que se trata de la identificación mental y afectiva de una persona con el estado de ánimo de otra.
También se conoce como inteligencia interpersonal, al ser la capacidad cognitiva de sentir , en un contexto común, lo que un individuo diferente puede percibir.

De modo más sencillo, diríamos que la empatía se trata de la habilidad para estar conscientes de reconocer, comprender y apreciar las necesidades, sentimientos y problemas de los demás, poniéndose en su lugar y respondiendo correctamente a sus reacciones emocionales.

Dicho así, resulta fácil definirlo, pero no tan sencillo llevarlo a la práctica, pues supone un esfuerzo, para no juzgar al otro ni dejarnos llevar sólo por la afectividad, sino que implica reconocer y comprender los sentimientos y actitudes de las personas, así como las circunstancias que los afectan en un momento determinado.

Vale aclarar que la empatía es una a capacidad intelectiva de una persona de vivenciar la manera en que siente otro individuo,
por lo tanto no se trata de un nivel meramente emocional y en ese sentido, es una capacidad que puede entrenarse.

Ser empáticos no significa estar de acuerdo con el otro,
ni tampoco implica dejar de lado nuestras propias decisiones para asumir como nuestras las de los otros. 
No es necesario pasar por las mismas vivencias y experiencias para entender mejor a los que nos rodean, sino ser capaces de captar los mensajes verbales y no verbales que la otra persona nos quiere transmitir, y hacer que se sienta comprendida de manera única y especial.

Contribuyendo a las Relaciones Interpersonales

La empatía es sin duda una habilidad que, empleada con acierto, facilita el desenvolvimiento y progreso de todo tipo de relación entre dos o más personas.

Así como la autoconciencia emocional es un elemento importantísimo en la potenciación de las habilidades intrapersonales de la inteligencia emocional, la empatía viene a ser algo así como nuestra conciencia social , pues a través de ella se pueden apreciar los sentimientos y necesidades de los demás, dando pie a la calidez emocional, el compromiso, el afecto y la sensibilidad.

El Radar Social

Si por un lado, un déficit en nuestra capacidad de autoconciencia emocional nos lleva a ser vistos como analfabetos emocionales (iletrados en el "abc" del reconocimiento de las propias emociones), una insuficiencia en nuestra habilidad empática es el resultado de una sordera emocional , pues a partir de ello, no tardan en evidenciarse fallas en nuestra capacidad para interpretar adecuadamente las necesidades de los demás, aquéllas que subyacen a los sentimientos expresos de las personas.

Por ello la empatía es algo así como nuestro radar social , el cual nos permite navegar con acierto en el propio mar de nuestras relaciones.
Si no le prestamos atención, con seguridad equivocaremos el rumbo y difícilmente arribaremos a buen puerto.

A través de los cristales del otro

No es raro que se crea comprender al otro sólo en base a lo que notamos superficialmente. Pero lo peor puede venir al confrontar su posición con la nuestra y no "ver" más allá de nuestra propia perspectiva y de lo aparentemente "evidente".

Debemos saber que nuestras relaciones se basan no sólo en contenidos manifiestos verbalmente, sino que existen muchísimos otros mecanismos llenos de significado,
que siempre están ahí y de los que no siempre
sabemos sacar partido.
La postura, el tono o intensidad de voz, la mirada, un gesto e incluso el silencio mismo, todos son portadores de gran información, que siempre está ahí, para ser decodificada y darle la interpretación apropiada.

D e hecho, no podemos leer las mentes, pero sí existen muchas sutiles señales, a veces "invisibles" en apariencia,
las cuales debemos aprender a "leer".

Un individuo empático es reconocido como una persona habilidosa en leer las situaciones mientras tienen lugar, ajustándose a las mismas conforme éstas lo requieran; al saber que una situación no es estática, sacan provecho de la retroalimentación, toda vez que saben que el ignorar las distintas señales que reciben puede ser perjudicial en su relación. Es también alguien que cuenta con una buena capacidad de escucha, diestra en leer "pistas" no verbales; sabe cuando hablar y cuando no, todo lo cual le facilita el camino para influenciar y regular de manera constructiva las emociones de los demás, beneficiando así sus relaciones interpersonales. Pueden ser buenos negociadores, orientados hacia un escenario donde todas las partes salgan ganando.

Por otro lado, las personas débiles en esta habilidad tienen dificultades para "leer" e interpretar correctamente las emociones de los demás, no saben escuchar, y muchas veces son ineficientes leyendo las señales no verbales, razón por la que pueden evidenciar una torpeza social, al aparecer como sujetos fríos e insensibles. Está claro que la insensibilidad a las emociones de los demás socava las relaciones interpersonales. Los individuos que manifiestan incapacidad empática no saben leer su radar social, motivo por el que –algunas veces sin proponérselo– dañan la intimidad emocional de quienes tratan, pues al no validar los sentimientos y emociones del otro, éste se siente molesto, herido o ignorado.

Entrenado la Empatía

La empatía se da en todas las personas en mayor o menor grado. Es evidente que hay personas que por diversas razones tienen mucha capacidad empática y sin embargo otras, poseen enormes dificultades para entenderse con la gente y ponerse en su lugar.

No se trata de un don especial con el que nacemos, sino de una habilidad que podemos desarrollar y potenciar .

En cuanto a las actitudes que se deben tener para desarrollar la empatía destacan:

. Escuchar con la mente abierta y sin prejuicios ; prestar atención y mostrar interés por lo que nos están contando, ya que no es suficiente con saber lo que el otro siente, sino que tenemos que demostrárselo; no interrumpir mientras nos están hablando y evitar convertirnos en un experto que se dedica a dar consejos en lugar de intentar sentir lo que el otro siente.

. Habilidad de descubrir, reconocer y recompensar las cualidades y logros de los demás . Esto va a contribuir, no solamente a fomentar sus capacidades, sino que descubrirán también, nuestra preocupación e interés por ellos.

. Habilidades para expresar la empatía:

Hacer preguntas abiertas.
Preguntas que ayudan a continuar la conversación y le hacen ver a la otra persona que estamos interesados por lo que nos está contando.

Avanzar lentamente en el diálogo.
De esta forma estamos ayudando a la otra persona a que tome perspectiva de lo que le ocurre, dejamos que los pensamientos y sentimientos vayan al unísono y nos da tiempo de asimilar y reflexionar sobre el tema.

Antes de opinar....
Antes de dar nuestra opinión sobre el tema, debemos esperar a tener información suficiente, cerciorarnos de que la otra persona nos ha contado todo lo que quería y de que nosotros hemos escuchado e interpretado correctamente lo esencial de su mensaje.

En muchas ocasiones los otros no necesitan nuestra opinión y consejo, sino saber que los estamos entendiendo y sintiendo lo que ellos nos quieren transmitir.

Cuando tengamos que dar nuestra opinión sobre lo que nos están contando es muy importante hacerlo de forma constructiva, ser sinceros y procurar no herir con nuestros comentarios .

Para esto es muy importante ser respetuoso con los sentimientos y pensamientos de la otra persona y aceptar abiertamente lo que nos está contando.

Es aconsejable tener una buena predisposición para aceptar las diferencias que tenemos con los demás,
ser tolerantes
y tener paciencia con los que nos rodean
y con nosotros mismos.

Aunque ser tolerante no quiere decir que tengamos que soportar conductas que nos hacen daño o que pueden hacer daño a otros, sino aceptar, comprender y respetar las diferencias.

Premiamos tu Solidaridad

Si te gusta lo que hacemos, colaborá con nosotros
y te premiamos por hacerlo con un Test Personalizado
R
egalo de Encontradores

Click Aquí para conocer los Test on-line

Informate


Autoestima y Creencias
On Line
Te proponemos
una Actividad para
Conocer tus Creencias
para Fortalecer tu
Autoestima



El aporte de las Neurociencias: Neuronas en Espejo

Hasta hace poco tiempo, la atribución de significado de lo que llamamos empatía, se explicaba a partir de complejos mecanismos relacionados con la memoria, las experiencias previas y los procesos de razonamiento.
Sin embargo, con el descubrimiento de las denominadas "neuronas espejo", es posible explicar de un modo más sencillo esa situación tan habitual para todos de comprender inmediatamente lo que otro individuo está haciendo.

Estas neuronas fueron descubiertas por el equipo de G. Rizzolatti en la década de los años noventa del siglo XX. Observaron cómo ciertas neuronas del cerebro del mono (macaco) se activaban no sólo cuando el individuo realizaba acciones motoras dirigidas a una meta, sino, sorprendentemente, también cuando dicho individuo meramente observaba cómo alguien (otro mono, o un humano) realizaba la misma acción. En la medida en que este conjunto de células parecía “reflejar” las acciones de otro en el cerebro del observador, recibieron el nombre de neuronas espejo.

Entender las acciones y las intenciones es una tarea que, aunque en ocasiones requiera de procesos más elaborados, se realiza de modo más directo y simple por medio de las neuronas espejo.

Este descubrimiento que, como en tantas ocasiones en la historia de la ciencia, fue por azar, se ratificó posteriormente con experimentos específicamente diseñados para observar si las neuronas espejo se activaban ante la observación de acciones (y no sólo durante su ejecución), y si estaban implicadas en la comprensión de las acciones (activándose cuando el mono no podía ver la acción realmente, pero tenía suficientes datos para producir una representación mental de la misma, es decir, cuando podía imaginarla).

Ramachandran llama a las neuronas espejo "neuronas de la empatía" por ser las implicadas en la comprensión de las emociones de los otros.
De algún modo, si la observación de una acción llevada a cabo por otro individuo activa las neuronas que permitirían al observador realizar la misma acción, estaríamos ante una suerte de “lectura de la mente”.

Las neuronas espejo del observador actúan como un sistema que permite la comprensión de las acciones y por tanto la empatía, la imitación, y la teoría de la mente. Incluso se ha sugerido que el sistema de neuronas espejo sería el mecanismo neural básico para el desarrollo del lenguaje.

Para el investigador Giacomo Rizzolatti, la existencia de las neuronas espejo es la demostración de que somos seres sociales, y que estamos diseñados para estar unos con otros, para aprender por imitación.


"Aprendamos
a Aprender"

- Actividad on Line Gratuita-
Te proponemos de participar
de una Actividad Gratuita que incluye una devolución personalizada **********************
Bienestar Emocional, Desarrollo del talento
y Recursos Creativos

y otros Talleres de
Desarrollo Personal

**********************

Oratoria, Resolución de Conflictos- Negociación e Inteligencia Emocional ; Comunicación Efectiva e Introducción al coaching
y otros Talleres de
Desarrollo Laboral
- Actividades On Line -
Informate


    

La empatía es sin duda todo un desafío personal, pues implica un compromiso con el otro,
sólo posible a partir de nuestro madurez emocional.
Fortalecer y potenciar en esta habilidad, tanto como capacidades emocionales, contribuyen directamente a establecer cínculos adultos y "no violentos" , que coincidirán conmigo, tanta falta hacen en nuestro tiempo.

Gandhi decía que "“Las tres cuartas partes de las miserias y malos entendidos en el mundo  terminarían si las personas se pusieran en los zapatos de sus adversarios  
y entendieran su punto de vista"

 

Fabiana Andrea Mendez

Ingrese su email si desea recibir nuestros Newsletters:

www.encontradores.com.ar
Comunidad Encontradores - Ciudad de Buenos Aires Argentina
comunidad@encontradores.com.ar
Sitio optimizado 1024x768
© Copyright  2010  Encontradores by Fabiana Andrea Mendez
Consultas y Sugerencias