Perdete
Encontrando


Contactanos

Buena Suerte / Mala Suerte
La fatal encrucijada del destino.

Finalmente comenzó el 2013 y lejos del tan temido “fin del mundo”, el 1 de enero todo siguió.
Mejor para algunos, peor para otros e igual para la mayoría de los mortales como suele suceder cada año.
Pero lejos de aquietarse extrañas predicciones, el calendario  les dio revancha a los alarmistas de siempre,
que encuentran en el número 13 – generalmente asociado a la mala suerte -
la justificación perfecta a todos sus males.

En mí caso, y si bien no soy para nada supersticiosa, me alegro que se hable de la suerte,
pues me permite contar con una muy buena excusa para escribir respecto a aquellas cosas
que no podemos manejar, tema que suelo dejar un segundo plano.

Quienes me siguen, saben que permanente escribo sobre nuestra intervención activa en la construcción de la realidad y la posibilidad de promover desde allí los cambios.
Y si bien al hacerlo, hago expresa referencia a que esto no aplica a los hechos, sino al modo en que reaccionamos frente a ellos; siento la necesidad de compartirles mi mirada frente a esos sucesos,
que más allá de la voluntad o el deseo, se nos presentan y alteran nuestra vida.

Buena Suerte o Mala Suerte;
va repitiendo una historia china (1) que nos obliga a reflexionar sobre el imponderable
y el absurdo de suponerle al mismo un impacto positivo o negativo.

Buena Suerte o Mala Suerte;
es de algún modo mi oportunidad para fijar claramente,
una posición personal sobre esa incógnita jamás resuelta, llamada destino.

Un concepto díficil de definir.

Ni la ciencia, ni la religión omitieron hablar del destino, como aquello que determina la vida del hombre. (2)

Se lo aborda desde el determinismo, la doctrina filosófica que afirma que cualquier acontecimiento, mental o físico, responde a una causa, y así, una vez dada la causa, el acontecimiento ha de seguirse sin posible variación.

Según su grado, podemos hablar de:

•  Determinismo fuerte: basado en los sucesos que han ocurrido en el pasado, que son los que determinan el futuro. (no cree en el azar).

•  Determinismo débil: basado en que los sucesos que ocurren en el presente, condicionan el futuro.

Esos sucesos pueden estar concordancia con el azar y la probabilidad. Luego, y a modo informativo les cuento que diferentes autoras hablan de tipos de determinismo, ligado a las ciencias naturales, a las ciencias sociales y a las religiones.

De este modo hay referencias a un determinismo cosmológico, fisiológico, biológico, genético, físico, psicológico, conductista, lingüístico, ambiental o educacional, económico, por carácter social, tecnológico, geográfico , de clase , racial, teológica.

En algún sentido, en muchas religiones el destino es un plan creado por Dios que no puede ser alterado por los seres humanos. No así el cristianismo, en cambio, que no cree en la existencia de una predestinación absoluta y sostiene que Dios ha dotado al hombre del libre albedrío (el poder para tomar sus propias decisiones).

Presentado así el concepto, me resulta imposible excluir de mis referencias a la Real Academia Española para presentar al destino.

Si bien hay varias acepciones, voy a tomar las dos primeras, pues nos ayudan a pensar en aquello que no podemos controlar:

•  En su primera acepción lo hace como hado , una fuerza desconocida que, según algunos, obra irresistiblemente sobre los dioses, los hombres y los sucesos.

•  En la segunda lo hace como el encadenamiento de los sucesos considerado como necesario y fatal.

Y quiero detenerme aquí, pues la fatalidad asociada al destino, le aporta la idea de algo inevitable, desgraciado, infeliz y malo. Un buen ejemplo de esta asociación es la tragedia griega, cuyos protagonistas enfrentaba un destino inexorable, determinante en sus vidas.

La fuerza del destino radica en su carácter paradojal,
pues aún queriendo evitarlo,
se contribuye voluntaria o involuntariamente a su cumplimiento.

Lo que deba ocurrir, ocurrirá, es inevitable.
Pobre de aquel que intente evitar lo inevitable,
pues caminará a su encuentro.

 

"La Encrucijada del Destino"  

Si bien se que "La Encrucijada del Destino" es un  episodio de la segunda temporada de la  serie animada de televisión Avatar, la leyenda de Aang ; no puedo apoyarme en ella para plantearles el tema, pues lo único que conozco es el título. Un título que perfectamente describe la tragedia de Edipo (3) , con la cual sofoques, mejor que nadie presenta la fatalidad del destino.

Permítanme hacer un alto y decirles, que soy muy conciente de ir a contramano de las nuevas tendencias que ofrecen cada vez textos más light donde el pensamiento positivo descarta todo contexto y destino; pero no sería honesta con ustedes ni conmigo, sino tuviese en cuenta la idea de fatalidad, siempre presente en la historia de la humanidad.

Leer Edipo, casi una obligación para quien quiera profundizar el tema, es tomar conciencia sobre el valor de la decisión y el destino en la vida de un hombre: Edipo enfrenta sucesivas encrucijadas que lo llevan incluso a decidir sobre su muerte, debe elegir una muerte vulgar o una heroica, que reivindique su vida.

Resulta necesario entender que una encrucijada,
es ese momento clave en el cual debemos enfrentar al destino y tomar una decisión.
Un momento que sin importar lo que nos pase,
da cuenta de la libertad de acción como respuesta.

Hace un tiempo escribí un texto al que llamé “Condenados a Elegir”(4), referenciando justamente estos momentos, donde se hace inevitable decidir: pues por acción u omisión siempre lo hacemos.

Quienes me conocen, me han escuchado decir muchas veces que cada uno de nosotros puede “elegir lo que quiera”, pues no hay impedimentos. Somos absolutamente libres de elegir, en tanto podamos hacerlo, y estemos a la altura de las consecuencias de nuestros actos.

La encrucijada da cuenta deeste momento mágico,
donde destino y libertad de acción lejos de oponerse;
se muestran como dos caras de una misma moneda.

Volviendo a Edipo, hay quienes sostienen que el destino irremediablemente lo arrastra a la fatalidad. Sin embargo hay otra visión con la cual coincido, que plantea en Edipo una firme voluntad de elegir.
Una elección contraria al camino más sencillo o sin riesgos; una elección por el conocimiento: el camino de la búsqueda de la verdad.

El viaje del héroe y la heroína

Mi compromiso con el lenguaje no sexista me obliga a ampliar la idea del "viaje del héroe", el nombre con el cual suele referenciase al libro de Campbell que describe etapas en la vida del hombre.

Joseph Campbell, es el autor de “El héroe de las mil caras”(5) , donde pone en juego dos cuestiones que quiero señalar antes de contarles este recorrido:

  • Todos y todas de una u otra forma somos héroes y heroínas. En este sentido, la palabra “héroe” pierde todo glamur y excentricismo; se reduce a dar cuenta del protagonismo obligado sobre nuestras “historias mínimas.
  • En tanto héroes o heroínas recorremos un camino común, enfrentando personajes similares que marcarán nuestro accionar frente al destino. Campbell nos muestra que en todas las culturas el hombre suele pasar por ciclos o aventuras similares que pueden resumirse en esta tríada: Separación - Iniciación – Retorno.

El viaje del Héroe, relata la travesía que todos y todas debemos emprender cuando el destino nos busca y cuando nos vemos obligados a enfrentarlo:

1 - Mundo ordinario  – El mundo normal del héroe antes de que la historia comience.

Pensemos en esos momentos donde estamos cómodos. No se trata de estar bien o mal: como decía Inodoro Pereyra, ese fantástico personaje de historieta creado por Fontanarosa “se puede estar mal, pero acostumbráu.”. Podríamos ejemplificarlo como un ir en piloto automático en medio de la cotidianeidad.

2 - El llamado de la aventura  – Al héroe se le presenta un problema, desafío o aventura.

Algo nos conmueve, al punto de incomodarnos. Es la primera encrucijada a la cual llegamos convocados por el destino.

3- Reticencia del héroe o rechazo del llamado  – El héroe rechaza el desafío o aventura, generalmente porque tiene miedo.

La resistencia al cambio, el temor a lo nuevo, lo conocido, protagoniza este momento. Ante la encrucijada podemos elegir el camino fácil y creer que posible escaparle al destino. Desconociendo su carácter paradójico al huir, salimos a buscarlo.

4- Encuentro con el mentor o ayuda sobrenatural  – El héroe encuentra un mentor que lo hace aceptar el llamado y lo informa y entrena para su aventura.

Acá el destino se obstina en llamarnos, pero ya lo hace a través de otros que nos muestran el camino a seguir. En este punto será clave nuestra capacidad de escuchar, de preguntar, se guiarnos por la intuición y dejar a un lado nuestro ego, al permitir que otros nos guíen.

5 - Cruce del primer umbral  – El héroe abandona el mundo ordinario para entrar en el mundo especial o mágico.

Otra vez la encrucijada. Sin importar el camino, cualquiera sea nuestra elección, debemos saber que nada será sencilla. Nos convertimos en Edipo Rey, optando por la elección de la verdad, una elección que incomoda y que, si recordamos la tríada de Campbell, no lleva definitivamente a la separación del estado inicial.

6 - Pruebas, aliados y enemigos o La panza de la ballena  – El héroe enfrenta pruebas, encuentra aliados y confronta enemigos, de forma que aprende las reglas del mundo especial.

Se inicio un nuevo camino de aprendizaje y superación personal. Nos comprometemos con lo elegido y tomamos posiciones, que determinarán aliados y enemigos que irán apareciendo en este recorrido.

7 - Acercamiento  – El héroe tiene éxitos durante las pruebas

Hay llaman a este momento la suerte del principiante. Es una buena racha inicial, el héroe tiene viento a favor. Cuando esto sucede, tenemos un muy indicio que la decisión tomada, suele ser la correcta.

8 - Prueba difícil o traumática  – La crisis más grande de la aventura, de vida o muerte.

Se trata del momento crucial de nuestra aventura. La encrucijada nos pone a prueba, nos exige elegir, sabiendo la dificultad y los riesgos que corremos. Se pone a prueba el compromiso del héroe con la elección, conociendo ya las reglas de juego que pone el destino. La suerte aquí es adversa, debemos nuevamente decidir seguir.

9 - Recompensa  – El héroe ha enfrentado a la muerte, se sobrepone a su miedo y ahora gana una recompensa.

Salimos airosos de la encrucijada. Quizá lo importante no fue la decisión tomada, sino la honestidad que implicó la misma. El coraje, el esfuerzo, la constancia y la perseverancia se recompensan y el héroe supo tenerlos.

10 - El camino de vuelta  – El héroe debe volver al mundo ordinario.

Es hora de emprender el regreso, todo viaje siempre implica volver. El profeta, en este caso, está obligado a serlo en su tierra. Debemos regresar después de un aprendizaje que transformó radicalmente nuestra vida

11 - Resurrección del héroe  – Otra prueba donde el héroe enfrenta la muerte, y debe usar todo lo aprendido.

“No hay que dormirse en los laureles” podría aplicar bien a esta etapa. Lo importante será la toma de conciencia de que podemos apoyarnos en nuestro esfuerzo. No fue en vano todo el recorrido realizado y las encrucijadas se atravesarán de otro modo. La intuición(6) sobre la cual escribí hace poco tiempo, salió fortalecida de esta experiencia y ahora más que nunca, guiará toda elección futura.

12 - Regreso con el elíxir  – El héroe regresa a casa con el “elíxir”, y lo usa para ayudar a todos en el mundo ordinario.

De nuevo en casa. La incomodidad nos relevó una misión muy clara que debemos compartir con el mundo. Resta ahora, tal cual describí en un texto sobre “El llamado de la Misión”(7) ser fieles a ella, fidelidad que sólo es posible por la motivación y el compromiso en cumplirla.

Campbell, junto con este viaje, describe los personajes que acompañan al héroe. Sin importar el contenido de las historias personales, este análisis señaña lo arquetipos siempre presentes.

Recordemos el uso que Jung da esta la palabra en el ámbito de la psicología, asociándola al a un inconsciente universal y suprapersonal al que denominó inconsciente colectivo. Los arquetipos son los contenidos o estructuras del mismo: símbolos de naturaleza universal. Se trata de experiencias compartidas por los seres humanos en todas las épocas, que recogen una sabiduría común a toda la humanidad.

Arquetipos:

•  Héroe: el personaje que más se sacrifica.

•  Mentor: figura positiva que ayuda al héroe o lo entrena.

•  Guardian  del umbral: el que no permite al héroe acercarse a su meta, puede ser antagonista o enemigo.

•  Heraldo: el que le anuncia al héroe que debe iniciar su lucha.

•  Camaleón: un personaje que no tiene carga estable puede ser negativo o positivo dependiendo.

  La Sombra: es todo lo negativo o contrario al héroe.

•  Aliados: figuras positivas parte de la personalidad del héroe.

•  El bufón o truhan  (tramposo, chistoso): puede ser positivo o negativo, es el responsable de alivianar el ambiente cuando se pone pesado.

Finalmente, y seguramente inspirada por vivencias personales, quiero señalar un hecho que suele aparecer en algunas historias, donde el destino tiene un rol protagónico. Puede haber un momento en la vida del héroe, en general en cuando afronta “la p rueba difícil o traumática”, donde ningún arquetipo mundano puede ayudarlo:

Se trata de esos momentos donde la obscuridad acapara la escena y se hace imposible ver alternativas. El héroe pierde su capacidad de acción y la desesperación lo gobierna. Sin importar su coraje y valentía, debe ser rescatado.

Desde mi mirada, lo definiría como Dios. Un ser superior, una fuerza interna, un orden universal, el poder de la naturaleza, e incluso del mismo destino: alguien o algo se apiadará de aquel que dignamente emprendió el camino de la verdad.

Webinar
Gtatuita
Promoviendo un Cambio.

Cuando cambias el modo de mirar las cosas, 
las cosas que miras cambian.

Registrate


(1) Buena suerte,
mal suerte

Una historia china habla de un anciano labrador que tenía un viejo caballo para cultivar sus campos. Un día, el caballo escapó a las montañas. Cuando los vecinos del anciano labrador se acercaban para condolerse con él, y lamentar su desgracia, el labrador les replicó: «¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe? Una semana después, el caballo volvió de las montañas trayendo consigo una manada de caballos. Entonces los vecinos felicitaron al labrador por su buena suerte. Este les respondió: «¿Buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?». Cuando el hijo del labrador intentó domar uno de aquellos caballos salvajes, cayó y se rompió una pierna. Todo el mundo consideró esto como una desgracia. No así el labrador, quien se limitó a decir: “¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe?». Una semana más tarde, el ejército entró en el poblado y fueron reclutados todos los jóvenes que se encontraban en buenas condiciones. Cuando vieron al hijo del labrador con la pierna rota le dejaron tranquilo. ¿Había sido buena suerte? ¿Mala suerte? ¿Quién sabe?

Todo lo que a primera vista parece un contratiempo. puede ser un disfraz del bien. Y lo que parece bueno a primera vista puede ser realmente dañoso. Así, pues, será postura sabia que dejemos a Dios decidir lo que es buena suerte y mala y le agradezcamos que todas las cosas se conviertan en bien para los que le aman.

Tomado del libro “ Sadhana, un camino de oración “, del místico y sacerdote católico Anthony de Mello (1931-1987).


Introducción al Coching
Taller On Line
que combinará
revisiones conceptuales con experiencias vivenciales
que garantizan la aplicación de lo trabajado en la vida cotidiana.

Informate



(3) La Tragedia
de Edipo

Edipo rey ( gr. O??d?po?? t??a??o? , Oidipous Tyrannos , lat. Oedipus Rex ) es una tragedia griega de Sófocles , de fecha desconocida. Algunos indicios sugieren que pudo ser escrita en los años posteriores a 430 a. C. 1 Aunque la tetralogía de la que formaba parte (de la que se han perdido las demás obras) solo logró el segundo puesto en el agón dramático, muchos consideran Edipo rey la obra maestra de Sófocles. Entre ellos, Aristóteles , que la analiza en la Poética . La obra nos presenta a Edipo en su momento de mayor esplendor, como rey de Tebas y esposo de Yocasta . Para salvar a la ciudad, comienza a investigar la muerte del rey anterior, Layo. Poco a poco se descubre la verdad: Edipo es el asesino que busca, Layo era su padre y su esposa, Yocasta, es al mismo tiempo su madre. Yocasta se suicida y Edipo , tras cegarse a sí mismo, pide a su cuñado Creonte que le deje partir al destierro y se quede con sus dos hijas, ya que sus dos hijos son hombres y sabrán cómo actuar.

Fuente: Wikipedia - La enciclopedia libre


Autoestima y Creencias
On Line
Te proponemos
una Actividad para
Conocer tus Creencias
para Fortalecer tu
Autoestima

Informate



El viaje del héroe

Edipo siempre está en la encrucijada. Tuvo que decidir cuando era rey de Tebas si avanzaba o no en la investigación de la verdad, a pesar de que sabía que esa investigación le llevaría a su propia destrucción. Podía seguir el camino cómodo de tapar la verdad o el camino de seguirla, y toma el camino que le lleva a la destrucción de Yocasta, su mujer y madre, a la que ama. El amor de Edipo con Yocasta es uno de los amores más emocionantes d e la historia de la literatura, y lo lleva a la pérdida de la visión arrancándose los ojos precisamente con el broche de Yocasta. Previamente, ha tenido que enfrentarse a la encrucijada que le ha indicado el sabio adivino ciego Tiresias, quien le ha ofrecido la posibilidad también de salvarse. Sin embargo, Edipo elige el camino del conocimiento, que será a corto plazo el camino de la perdición. Había estado en la encrucijada de enfrentarse o no al enigma, a los cantos del enigma. Hubiera podido evitarlos, pero se enfrenta, y gracias a eso es elegido el más sabio de los hombres.

Fuente: Fragmento de Galería de espectros: Edipo
BLOG DE RAFAEL ARGULLOL


Actividades Encontradores

- Talleres de
Desarrollo Personal
y Laboral.

- Test on Line
- Actividades Presenciales
y On Lin
e

Informate


(5) La Aventura del héroe

Campbell describió la jornada del héroe como un cicló en donde primero se abandona, se es atraído, arrastrado o se avanza voluntariamente lejos del hogar internándose en un mundo lleno de amenazas y pruebas; para esto debe cruzar el primer umbral en donde puede encontrar una sombra , guardián, dragón o hermano que se le opone y con a la cual debe derrotar o conciliar. Luego puede entrar vivo o descender a la muerte a un reino de oscuridad, o mundo de fuerzas poco familiares, pero íntimas, algunas de las cuales le amenazan. El héroe tiene que resolver pruebas o acertijos, en ocasiones con la ayuda o guiá de un mentor . En la cúspide de su aventura se le presenta una prueba suprema y recibe su recompensa, está puede ser un matrimonio sagrado (que representa la resolución del complejo de Edipo ), el reconocimiento del padre-creador, la propia divinización o también, si las fuerzas permanecen hostiles, el robo del elixir (o su desposada). Hacia el final emprenderá el regreso, ya sea como emisario o como fugitivo. Al llegar al umbral del retorno , dejará atrás a sus rivales, emergiendo del reino de la congoja o resucitando y trayendo el don que restaurá al mundo.

Fuente: Wikipedia - La enciclopedia libre


 

al inicio que mi intención en este texto es compartirles una posición personal. Agregaría a este punto, mi intento de superar la contradicción entre destino y libertad de acción.

Definitivamente no creo que sea posible escaparle al destino, o a lo inevitable, impredecible, incontrolable, castración o como quieran pensarlo.
Y, en ese sentido, lo siento como un hecho.
Ni bueno ni malo: una obviedad en tanto ninguno de nosotros elige cómo,
cuándo o dónde nacer y morir.

Principio y fin del camino fueron marcados, no hay nada contra eso.
Sin embargo, el recorrido personal, está plagado de encrucijadas,
obligándonos a optar.

Destino y encrucijadas, son las reglas del juego de la vida
Disfrutarlo o padecerlo, es también un modo de jugarlo.
Mientras tanto como les decía en mi texto regalo 2012,
un juego posible que quiero elegir es Seguir Cantando .

Fabiana Andrea Mendez

 

 

Ingrese su email si desea recibir nuestros Newsletters:
www.encontradores.com.ar
Comunidad Encontradores - Ciudad de Buenos Aires Argentina
comunidad@encontradores.com.ar
Sitio optimizado 1024x768
© Copyright  2010  Encontradores by Fabiana Andrea Mendez
Consultas y Sugerencias