Perdete
Encontrando


Contactanos

a
Todavía No.

Un modo realista para automotivarnos.

 

Quienes me siguen, conocen muy bien  mi trabajo sobre la frustración1; al punto tal que su entrenamiento lo considero el motor de todo proceso de desarrollo, crecimiento, mejora o superación personal.

Un motorcito interno que nos empuja a seguir a pesar de todo.

* Ese  mismo motorcito, que bien podría llamar tolerancia a la frustración.
Es que Frustración y Motivación,
son dos caras de una misma moneda.
No es posible una sin la otra.
* Ese  mismo motorcito, que bien podría llamar deseo.

El deseo por definición
nunca puede ser satisfecho;
desear nos obliga a aceptar “la falta”


Tolerar la frustración y convivir con la idea de un vacío; promueven el “todavía no”, mi propuesta para aprender a motivarnos. No desde la perversidad  de las “10 lecciones para ser feliz”, que sólo hacen feliz a sus autores y editores; sino desde una mirada realista que aprendió a automotivarse.

 

Definiendo la Motivación.

La palabra motivación deriva del latín motivus o motus, que significa ‘causa del movimiento;  un movimiento que anima lo que hacemos,  a partir de darle sentido.

La Real Academia Española (RAE), la define a partir de esta idea y motivación.

 motivación.
  1. Acción y efecto de motivar.
 motivar.
a. tr. Dar causa o motivo para algo.
b. tr. Dar o explicar la razón o motivo que se ha tenido para hacer algo.
c. tr. Disponer del ánimo de alguien para que proceda de un determinado modo. U. t. c. prnl.
2. f. motivo (‖ causa).
3. f. Ensayo mental preparatorio de una acción para animar o animarse a ejecutarla con interés y diligencia.

Un modo de ampliar este concepto, es con la propuesta de Young2 (1961) relacionándolo con la  acción, establece que la motivación:

        • Es un proceso para activar la acción.
        • Mantiene los niveles de actividad.
        • Regula los patrones de actividad.
Otro es la visión de Leavit (1964)3,  asociándola  al comportamiento, determina  que la motivación:
        • Está orientada hacia alguna meta.
        • Es causada por estímulos internos y externos

Resumiendo  estos conceptos, vamos a fijar tres puntos, de los cuales considero clave el 1, pues es el que nos ayuda a pensar en la posibilidad de aprender a motivarnos.

    1. Es una acción (conducta o comportamiento).
    2. Da cuenta de una causalidad (motivo, ánimo, estímulos internos o externos)
    3. Existe un propósito (intencionalidad, orientación a la meta).

Un modelo de comportamiento individual:

El comportamiento del individuo está influenciado  directamente por tres variables:
• Motivación
• Percepción
• Aprendizaje

  • La motivación está afectada a su vez por la percepción, por las actitudes y personalidad del individuo.
  • En la percepción influyen motivación, aprendizaje y personalidad.
  • El aprendizaje se encuentra influenciado por la percepción y afecta y es afectado por las habilidades que posee el individuo.

Integrando estos conceptos, se llega al siguiente  esquema:


 

Un esquema que en su primera parte, propones dos caminos para su entrenamiento:

Un esquema que en su primera parte, propones dos caminos para su entrenamiento:
    • Existe un camino directo a la motivación, para nada  sencillo,  que consiste promover cambios en la actitud y/o  la  personalidad de alguien.
    • Lo que sucedes aquí es que si alguien no cree que puede ser motivado o auotmotivarse, no habrá  factor externo que logre hacerlo.
    • Otro  camino más sencillo aunque indirecto,  consiste en  implementar una estrategia  para  desarrollar habilidades, y capitalizarlas en  una experiencia  de aprendizaje.

En base a estos conceptos, surgieron  diversas Teorías sobre la  Motivación; que si bien no es  intención desarrollar en este trabajo centrado en la  automotivación, recomiendo a aquellos que quieran profundizar el tema especialmente para promover la motivación grupal y/o colectiva.

 

Entrenando la automotivación.

Fue necesario presentarles la motivación y sus caminos de entrenamiento, para poder ahora sí centrarme en la automotivación y compartirles mi experiencia en su entrenamiento.

La  automotivacion es encender nuestro motor interno. Se trata de buscar sentidos, razones, impulsos, entusiasmos e intereses que no muevan a la acción.

Antes de seguir, te propongo hacer un breve AutoTest que, sin importar el resultado y reitero esto SIN IMPORTAR EL RESULTADO, te ayudará a conectarte con tus propias motivaciones.

Click aquí para realizar el AutoTest

Ahora sí, avancemos con la idea de la automotivación, que bien podría presentar con una pregunta:

- ¿Qué hacer para tener ganas, es posible hacer algo?.

Como más que las respuestas, me gustan las preguntas  que  abren posibilidades;  antes de pensar alternativas, les propongo  dos preguntas claves  que propongo en estos casos

  • ¿Hiciste lugar para tener ganas?

“Hacer lugar” es una experiencia que considero clave para pensar al deseo; tener ganas es en definitiva “desear”.  Si algo enfatizó el psicoanálisis, es justamente la idea de que todo deseo encubre una falta. Cuando existe una falta, no caben dudas que hay un lugar.

Anny Cordié - Neuropsiquiatra y psicoanalista francesa quien publicó, entre otros títulos, “Los retrasados no existen - Malestar en los docentes - La educación ante el psicoanálisis” - tiene una frase mágica para pensar en el hecho de “hacer lugar”.

Ella dijo: - “...  nada ni nadie puede obligar a alguien a desear” Si consideramos que el punto de partida del psicoanálisis es que el humano no puede pensarse por fuera del lenguaje, es justamente en ese universo donde esta frase nos ofrece cinco conceptos claves para comprender nuestra dificultad natural a hacer lugar:

NADA: en tanto objetos 
NADIE: en tanto los otros. 
OBLIGACION: un deber a cumplir.
ALGUIEN: en tanto a quien quiera tener ganas
DESEO: en tanto tener ganas; diferenciándolo de la necesidad y la demanda.

Si sentís que estás lleno de obligaciones, que no tenes tiempo para nada, que vivís de una manera autónoma sin disfrutar de nada; es tiempo de profundizar está idea para hacer lugar; te propongo un texto en el cual te facilito hacerlo. (Click aquí para hacerlo)
  • ¿Cómo te llevas con la frustración?

 Si olvidamos que frustración y motivación son dos caras de una moneda, difícilmente queramos tener ganas, pues no siempre querer es poder, al menos poder del modo en que quiero.

De acuerdo a nuestra relación con  la frustración;  será  la posibilidad de avanzar o no frente a cualquier  obstáculo que se nos interponga:

1. Un no, leído como “yo no puedo, no es para mí” puede desencadenar sentimientos negativos como la agresión, la tristeza, la depresión, el retraimiento y la resignación, o la renuncia el escepticismo y la falta de ilusiones que son caras menos tradicionales de este sentimiento.

2. Un no, leído como un “todavía no” nos moviliza con mayor fervor en la búsqueda de realización de un deseo y nos ayuda a la superación personal.

Si aún no llegaste a conectarte con esta idea de “todavía no”, es necesario que revises tu relación con la frustración, te propongo un e-book llamado “Elogio de la Frustración”  en el cual facilito hacerlo.(Click aquí para descargarlo)

Ahora bien, si ya hiciste  lugar para  aceptar “todavía no tener  ganas”;  es tiempo de avanzar  en un entrenamiento específico sobre la auto-motivación, partiendo de  estos conceptos.

  • Las ganas no son imprescindibles para comenzar a andar: 

Es importante revisar nuestras creencias4 sobre “tener ganas”; muchas personas lo sobredimensionan, como si las ganas fuesen tan sólo una causa y no una consecuencia.

En ocasiones comenzamos algo, incluso a disgusto y para nuestra sorpresa, descubrimos cuánto lo disfrutamos haciéndolo.  Es muy común como los prejuicios, o la influencia de experiencias negativas pasadas; comisionan nuestro hacer.
En ese sentido, es clave la flexibilidad, para permitirnos intentar, equivocarnos
5, reintentar, abandonar o cambiar de rumbo. Nunca olvidemos que, en el peor de los casos, estás experiencia son siempre de crecimiento;  en tanto  aprendemos a conocernos y el autoconocimiento es el primer paso para fortalecer la autoestima.

  • Es necesario ayudarse con un plan realista.
Quizá no te guste hacerlo, pero como las personas nos frustramos por expectativas (no se trata de  lo que sucede,  sino o que esperábamos que sucediese); debemos  ser realistas a la hora de esperar. Para hacerlo, es   necesario considerar dos cosas:
1 – Debes fijarte metas y objetivos, los cuales deben pensarse en un tiempo determinado.
Tengan en cuenta que fijarnos  objetivos no es un tema académico, simplemente se trata de un una ábito saludable para la mejora personal
  • Una meta es un proceso que se deben seguir y terminar para poder llegar al objetivo.
  • Un  objetivo es el resultado de haber alcanzado cada una de las metas necesarias o planteadas para su logro.
2 -  Amígate con las mediciones.
  • No podemos conocer  lo que no mide.
  • No podemos mejorar lo que no conocemos
  • Por el simple hecho de medir, tengan por seguro que ese “algo” mejora.
  • Las medición  es un factor clave para a motivar y fortalecer   la tolerancia a la frustración, tanto en las personas como  en los equipos de trabajo.

No olvidemos medir metas y  objetivos, no es un tema académico; es un primer paso para incorporar un hábito saludable.

  • Es necesario ayudarse con un plan realista.

Tal como les decía, el sólo hecho de medir, conlleva necesariamente a una mejora y toda mejora debe ser premiada. Aquí no se trata de algo  externo, sino de desarrollar la capacidad de autoreconocimiento.

Es común  que una y otra vez nos reprochemos por lo errores cometidos, pero conozco pocas personas que consiente de su punto de partida, son capaces de celebrar cada paso, aún visualizando lo que resta recorrer.
Se trata en definitiva de ser conscientes del medio vaso lleno, lo cual promueve emociones positivas que sin duda fortalecen la automotivación.


  • Descube tu Talento Natural: 

Todos tenemos un talento natural,6 eso es indiscutible. Lo discutible es aprovecharlo:

•  Poseer un talento natural no implica conocerlo. 
•  Conocerlo no es utilizarlo.
•  Utilizarlo, no es sinónimo hacerlo bien ni oportunamente. 
•  Un excelente uso del talento, no alcanza para automotivarnos por esto.

Conocer nuestros  talentos, muchas veces no resulta sencillo; sin embargo es una de las mayores fuentes de automotivación. Si nunca profundizaste en el tema, te propongo un texto que te facilitará hacerlo: click aquí para accedeer.

  • Entrenando  habilidades.

Cuando nos fijamos una meta o un objetivo, es importante definir las habilidades que creemos necesarias  para alcanzarlos..
Conociendo nuestro talento natural, tenemos aquí otra excelente  oportunidad de entrenar aquellas habilidades  socioemocionales7 que facilitan luego  avanzar en un entrenamiento de  las habilidades técnicas para hacerlo.

Tengamos en cuenta que las habilidades técnicas son siempre sencillas de entrenar, lo complicado es despejar el camino para hacerlo.

Un  ejemplo, va a ayudarlos a visualizar esto. Supongamos que alguien no puede dominar  su timidez para pedirle un ascenso a su jefe.
Determinamos entonces la necesidad de trabajar primero en superar el enojo que está situación provoca, el miedo al rechazo o a una negativa a su pedido y sus creencias respecto al pedir/dar/recibir.
Luego, si entrenamos dos aspectos claves de la comunicación como son la argumentación y la persuasión para armar una estrategia para pedirle una reunión a su jefe.

  • Comparte este momento con otros.

Siempre las cosas son más sencillas cuando las hacemos con otros, o al menos las compartimos. En ese sentido, es importante contarle a aquellas personas que sabemos son positivas y pueden sumarnos en este proceso, conociendo nuestro plan personal.
Por otro lado, en ocasiones, necesitamos una ayuda externa y muchas veces son los otros quienes visualizan eso antes.

Aquí no se trata de enfermedad alguna, sino simplemente que requerimos una ayuda profesional en un tema específico que otro (coach, terapeuta, consultor, asesor) nos oriente en esta etapa.

  • Procurá motivarte

Finamente,  recomiendo un aporte clave de Hendrie Weisinger - psicólogo y experto en temas de inteligencia emocional estadounidense-  que nos recomiends   cuatro fuentes de motivación:

a-Nosotros mismos: Nuestros pensamientos, nuestra respuesta moral, nuestras experiencias anteriores, nuestro comportamiento.En este sentido, es clave conocernos.

b- Amigos comprensivos, familiares y colegas: Al acudir a ellos debemos tener claro ¿Qué buscar? (confianza, idoneidad, disponibilidad); ¿Qué pedir?; ¿Cómo corresponder?

c-Un “mentor emocional” Es una  persona real o ficticia que tomemos como ejemplo, inspiración, o modelo de lo que aspiramos lograr.

d-Nuestro entorno: El aire, la luz, los sonidos, la luz y otros estímulos en nuestro entorno de trabajo.

Vale contarles8 que a  partir de diferentes estudios al respecto, sabemos que la emoción sigue a la percepción, y a la vez la condiciona.
Hay y muchas posibilidades de influenciar sobre los sentidos; color,  sonidos, texturas, aromas, sabores, formas, etc. promueven estados anímicos; los cuales a la vez definen las acciones realizadas y el modo de ejecutarlas. 
Reconocer está relación mejora nuestra capacidad  emocional y nos posibilita cambios significativos.

 

Se bien que la motivación, por su relación directa con la frustración y el deseo, definitivamente incomoda; les aseguro es motivante apropiarse de esa incomodidad.

Recuerdo un consejo que se les da a los  techeros en Puerto Rico, que seguramente va a conectarte con la idea de una cómoda incomodidad.

Te tienes que sentir cómodo cuando estés trepado en el techo,
o te vas a caer. 
Pero no te tienes que  sentir tan cómodo, que se te olvide que estás en un techo,
porque te vas a caer.

Un lindo ejemplo de incomodidad es la obra  Pablo Picasso, de quien nos cuentan9 que su truco para motivarse era «Rebelarse con genio, revelar su genio… para convertirse en genio».

Rebeldía, revelación y conversión;
 tres palabras claves en mi automotivación, que un día prometo contarte.

 

Fabiana Andrea Mendez

 

Y no olvides encontrarme
en las Redes Sociales

Dos propuestas temáticas diferentes, con identidad propia,
que debes al menos darme la oprtunidad de concoer.


* - Perdidos en Encontradores
Yo no busco, encuentro.
¿Y vos?

Fuentes de Información

1- Elogio de la Frustración / Frustrada pero contenta: Presentando la Frustración
Web Encontradores.
2 - Motivation and Emotion
P. T. Young - (1961)
3 -
Managerial psychology - The University of Chicago Press, 1964).
Harold Leavitt (1964)

4 - El Poder de una Creencia.
Web Encontradores

5 - Reivindicando el Error.
Web Encontradores

6 - Talentosos por Naturaleza
Web Encontradores
7 - Pensando la competencias Socio-emocionales
Web Encontradores
8 - Asociando los sentidos a la emociones

*Relacionando el sonido  y la conducta. 
*El Impacto del color en nuestra vida
.
*El olfato y su impacto en la emocionalidad. 
*La influencia del saboren la emocionalidad.
* Sentidos somáticos e impacto emocional

9 - Atrevete a motivarte - Manual práctico para vivir motivado tanto en la vida como en el trabajo.
Juan Carlos Cubeiro Jorge H. Carretero.






 

 

Ingrese su email si desea recibir nuestros Newsletters:




www.encontradores.com.ar
Comunidad Encontradores - Ciudad de Buenos Aires Argentina
comunidad@encontradores.com.ar
Sitio optimizado 1024x768
© Copyright  2010  Encontradores by Fabiana Andrea Mendez
Consultas y Sugerencias