Home Encontradores

El Secreto de Miguel Angel

No dudo que las obras de arte tienen un alma, todo creador anhela conocerla.
Miguel Angel conocía muy bien ese secreto.

Se dice  que cuando creó “el David” ,   imaginaba que en cada bloque de mármol en el que trabajaba existía un alma, una obra latente que él trataba de recuperar.

No dudo que las obras de arte tienen un alma, todo creador anhela gobernarla.
Miguel Angel conocía muy bien ese secreto.

La leyenda cuenta que, al acaba a “Moisés”  el artista golpeó la rodilla derecha de la estatua y le dijo "¿porque no me hablas?", sintiendo que la única cosa que faltaba por extraer del mármol era la propia vida. En la rodilla se puede encontrar la marca de Miguel Ángel al golpear a su Moisés.

No dudo que las obras de arte tienen un alma, todo creador anhela hacerla propia.
Miguel Angel conocía muy bien ese secreto.

Cuentan que algunos pusieron en duda que él  hubiese sido él su  verdadero autor de La Piedad. Al enterarse, Buonarroti, en un arranque de furia grabó a cincel su nombre en la escultura, siendo esta la única obra firmada del artista.



Ingrese su email si desea recibir nuestros Newsletters:
Home Encontradores
Coach
Actividades
Nocedades
Textos
Eventos