Home Encontradores

Lidrerazgo Femenino

Ya en 1949 en el “Segundo Sexo, ” Simone de Beauvoir jaqueó la esencia misma del patriarcado rechazando la biología como destino de la mujer con una frase, polémicas si las hubo y habrá….

No se nace mujer, se llega a serlo

Pero el sistema se repuso y de allí que, hoy en día , al plantearme escribir acerca del Liderazgo Femenino es condición necesaria que aclare, quizá lo que para algunos una obviedad:

Liderazgo femenino no es sinónimo de “liderazgo de mujeres” .
El estudio del liderazgo femenino es un estudio genérico de liderazgo (que puede ser ejercido por varones y mujeres) y por lo tanto su estudio no se limita a analizar a las mujeres que accedieron y/o ejercen posiciones de poder.

Les aseguro que esta confusión existe y está instalada en muchos escritos, lo cual no creo casual , ya que , y casi sin darnos cuenta, la cultura patriarcal fue nuevamente jaqueada por el “concepto de Liderazgo Femenino”, el cual - y por suerte -alcanzó su mayor popularidad y explosión mediática por el notorio acceso de mujeres a espacios de poder y conducción.

Confusión que se da cuando se plantea el tema como un juego de opuestos:

Varones Líderes / Mujeres Líderes è Liderazgos Masculinos / Liderazgo Femeninos, opacando de esta forma la relevancia de un concepto “reaccionario y de gran valor” que pone “en discusión” la esencia misma del patriarcado ya que lo cuestiona justamente en su estilo de conducción y en la efectividad lograda con el mismo.

Eel tema no es nuevo, ya en el año noventa y tres en o “Megatendencias del 2000” sus autores se planteaban una coincidencia entre las descripciones d el “gerente d el futuro” y el estilo femenino de liderazgo y comprobaron que los asesores tenían que enseñarles a los gerentes varones a abandon ar la modalidad de comando y control, mientras que las mujeres no necesit ar on que nadie les enseñase , porque les resultaban naturales los valores del momento como ser: la franqueza, confianza, capacitación permanente, compasión y comprensión. Hay que destacar que, ya en ese momento, EEUU comenzó a hablar de las mujeres como “los nuevos japoneses de la administración”.

Genéricamente la mujer tiene facilidad para conciliar, integrar, comprometer y coordinar esfuerzos, lo cuál le otorga una cualidad privilegiada para humanizar el mundo de la empresa. Y, lo que no resulta un dato menor, que una empresa más humana, produce mejores resultados.

Si bien no se ha demostrado que las mujeres formen "automáticamente" un mundo más humano que los varones, en realidad sólo podemos pensar en un cambio real si ambos promovemos una cultura en la que los conceptos de trabajo, cooperación, éxito, sean entendidos de nuevo en el marco de equidad. Y está más que demostrado que la intervención activa de la mujer enriquece esencialmente esta cultura y acelera el proceso de cambio.; y en este contexto plantear el “Liderazgo femenino” es un aporte “al como hacerlo”, ya que estamos ante una herramienta “transformadora”, clave para lograrlo.

No olvidemos que la “inequidad respecto de género” es la más numerosa del planeta y data de tiempos muy lejanos; y que la lucha organizada por la revertirla es realmente nueva y que, más allá de lo mucho que resta por hacer, podemos mencionar importantes avances a nivel mundial. Y es cierto que no alcanza pero creo, y esta es nuestra gran esperanza, que recién ahora se empieza a reconocer que no se trataba sólo “defender de los derechos de las mujeres”, que de hecho son las más afectadas en esta cultura, sino que en definitiva se trata de una lucha de por una sociedad más justa e inclusiva para todos.


Si te interesa el tema
ell Artículo completo puedes descargarlo aquí.





Ingrese su email si desea recibir nuestros Newsletters:

Home Encontradores
Coach
Actividades
Blog
Textos
Eventos