Home Encontradores

El Peligro de lo Exclusivo.

La palabra “excluir” conduce a la palabra “violentar”; la palabra “exclusivo” también.

Quienes nos sean extremadamente negadores, en algún momento comprenderán lo que digo, pues apostaría que muy pocos eran consientes de esta relación.

Al rastreamos el término excluir, encontramos que fue tomado del latín "excludêre" y del participio también latino "exclûsa" (excluido) que significa no dejar entrar, no admitir, no dar lugar.

El lenguaje del poder, separó “lo exclusivo” de su origen etimológico, y el poder del lenguaje, con su ilimitada capacidad generativa, creo una nueva realidad. 

Convirtió “lo exclusivo” en un atributo positivo;
poseerlo otorga valor a las personas o grupos que lo ostentan.

Las palabras además de identificar realidades, se nos ofrecen como instrumentos no sólo para conocer y analizar los hechos; sino también para modificarlos.

Sin embargo, nunca debemos olvidar que el excluido, quedó afuera.
Puede ser una persona, una comunidad, un colectivo, un sector, un territorio;
que ya no pertenece y no accede a los mismos beneficios sociales, culturales, políticos, económicos etc. 

Cuestionar “lo exclusivo” es mi aporte, limitado por cierto, pero espero efectivo,  en tanto contribuyo a evidenciar aquellas palabras  que el lenguaje del poder suele enmascarar.

Promover “lo inclusivo” me esperanza, aunque más no sea desde mi posible 
(el lenguaje), pues nos permite poner en marchar la construcción de  una sociedad más justa.

 

Click Aquí para leer un texto que amplía este concepto.



Ingrese su email si desea recibir nuestros Newsletters:
Home Encontradores
Coach
Actividades
Novedades
Textos
Eventos