Trastornos de la Alimentación
En busca del cuerpo perfecto.

Laura dejó de comer, no volverá a hacerlo hasta pesar 40 kilos.
Julián va dos veces por día al gimnasio, pero esto no alcanza y deberá tomar anabólicos.
Lucía no puede con la culpa de haberse comido 15 alfajores, en cuanto esté sola correrá a vomitarlos.
Damián no come los fines de semana, así puede beber todo el alcohol que quiera y no subirá de peso.
Daniela cenará salchichas con puré, desde hace cuatro años es lo único que come.
Susana teme un nuevo coma diabético, sin embargo si se inyectase insulina podría subir de peso.
Elena ya pasó toda la mañana buscando alimentos naturales. Por suerte ya se aseguró que almorzar.
Julio no se explica porqué se levanta de madrugada y come todo lo que encuentra.
Marisa ya probó todas las cremas posibles para reducir sus caderas,
pero no hay caso... sólo resta el quirófano.


Ellos no se conocen, sin embargo ocultan un mismo secreto:
la preocupación excesiva por la imagen corporal:
Un secreto, lamentablemente compartido por muchos otros y otras, que puede llevarlos a la muerte.

Los Trastornos de Alimentación

Un Trastorno de la conducta alimentaria es una enfermedad provocada por la ansiedad y preocupación excesiva por el peso corporal y el aspecto físico. Esto ocurre cuando una persona coloca a la comida como eje central en su vida.

Mientras que los trastornos de la conducta alimentaria pueden comenzar con preocupaciones por los alimentos y el peso, es fundamental aclarar que exceden un tema en relación a la comida

La gente con trastornos de la conducta alimentaria utiliza la comida y el control de la comida en un intento de compensar los sentimientos y emociones que de otra manera son vistos como insoportables.
Para algunos, la dieta, el atracón y la purgación, pueden comenzar como una forma de lidear con las emociones dolorosas y para sentirse en control de su propia vida, pero al final estos comportamientos dañan la salud física y emocional, la autoestima y la sensación de competitividad y control de la persona.

El término "Trastornos Alimentarios" se refiere en general a trastornos psicológicos que comportan anomalías graves en el comportamiento de la ingesta, es decir, que el fundamento de estos trastornos se encuentra en una alteración psicológica. Se entiende, pues, que el síntoma externo podría ser una alteración de la conducta alimenticia (dietas prolongadas, pérdida de peso...) pero el origen de estos trastornos se tendría que explicar a partir de una alteración psicológica (elevado nivel de insatisfacción personal, miedo a madurar, elevados índices de autoexigencia, ideas distorsionadas sobre el peso o la comida,...).

Estos Trastornos de la Alimentación vienen acompañados de sentimientos de culpa, tristeza, inadecuación, rechazo social, dificultades laborales, dificultades en las relaciones tanto con amigos y familia, como con posibles parejas, incluso autolesiones o ideas suicidas, etc.

Conociendo a estos Trastornos

Los trastornos alimentarios más conocidos que se enmarcan dentro de este conjunto son la anorexia y la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón:

LA ANOREXIA NERVIOSA se caracteriza principalmente por la auto-inanición (auto-nergarse las comidas) y la pérdida excesiva de peso.

Los síntomas incluyen los siguientes:
•  La constante preocupación por mantener un peso corporal bajo. Usualmente 15% menos del peso normal que se mide de acuerdo a la estatura y edad de la persona.
•  Miedo intenso aumento y la obesidad de peso.
•  Imagen corporal distorsionada.
•  Pérdida de tres períodos menstruales consecutivos (amenorrea) .
•  Extrema preocupación por el peso y la figura

LA BULIMIA NERVIOSA se caracteriza principalmente por ciclos en el cual se come demasiado (atascarse) seguido por purgas. Frecuentemente estos atasques se hacen en forma secreta.

Los síntomas incluyen los siguientes:
•  Episodios repetitivos de atasques y purga.
•  Pérdida del control durante los atasques.
•  Purgarse tras los atasques (por vómito auto-inducido, utilización de laxantes, pastillas de dieta, diuréticos, ejercicio excesivo o ayunos).
•  "Estar a dieta" frecuentemente.
•  Preocupación extrema por el peso y la figura


EL COMER COMPULSIVAMENTE se caracteriza principalmente por períodos de voracidad impulsiva o el continuo comer. No hay purgas pero si ayunos esporádicos o dietas repetitivas. El peso puede variar de normal a discreto, moderado o obesidad severa.

Otras alteraciones de la conducta alimentaria

•  Síndrome del comedor selectivo: lo padecen los individuos que sólo comen un número muy restringido de alimentos por mucho tiempo.
•  Ortorexia: es la obsesión patológica por la comida sana.
Las víctimas de esta enfermedad sufren una preocupación excesiva por la comida sana, convirtiéndose en el principal objetivo de su vida. Se trata de un comportamiento obsesivo-compulsivo caracterizado por la preocupación de qué comer y la transferencia de los principales valores de la vida hacia el acto de comer, lo cual hace que los afectados tengan "un menú en vez de una vida".
Vigorexia: Se entiende por la obsesión patológica por un cuerpo perfecto y musculado. Las víctimas de esta enfermedad sufren una preocupación excesiva por su cuerpo, convirtiéndose en el principal objetivo de su vida. Podría decirse que es un comportamiento obsesivo-compulsivo caracterizado por la preocupación de acudir al gimnasio y la transferencia de los principales valores de la vida hacia el acto de entrenar o muscular su cuerpo.
•  Síndrome del gourmet: personas que viven pendientes de la preparación y presentación de su comida. Se centran a tal punto en ello que dejan de lado su vida social y laboral.
•  Permarexia: aquellos que están permanentemente a dieta sin supervisión médica.
•  Trastorno por atracón: consiste en ingerir de forma incontrolable grandes cantidades de comida en muy poco tiempo. Luego de la comilona se sienten culpables y deprimidos.
•  Síndrome del comedor nocturno: lo sufren las personas que se levantan a comer en el medio de la noche aunque permanecen dormidos. Este sindrome se instala en personas ansiosas, con preocupaciones, que no pueden verbalizar su problema. Suelen despertarse de madrugada y comen lo que encuentran en la heladera. A diferencia de los bulímicos, no tienen conductas compensatorias, es decir, no vomitan ni toman diuréticos. Luego de calmar su ansiedad con la comida, vuelven a dormir.
•  Drunkorexia: comer poco o nada durante el día para poder tomar alcohol de noche.
•  Diabulimia: diabéticos que dejan de inyectarse insulina para bajar de peso

Factores que pueden Contribuir a los Trastornos de la Conducta Alimentaria:

Psicológicos
• Baja autoestima
Sentimientos de insuficiencia o falta de control de su vida
• Depresión, ansiedad, enojo y soledad.

Interpersonales
• Relaciones personales y familiares problemáticas.
• Dificultad para expresar sentimientos y emociones.
• Historia de haber sido molestado o ridiculizado basado en su talla o peso.
• Historia de abuso físico o sexual

Sociales
• Presiones culturales que glorifican la "delgadez" y le dan un valor a obtener un "cuerpo perfecto".
• Definiciones muy concretas de belleza que incluyen solamente mujeres y hombres con ciertos pesos y figuras.
• Normas culturales que valorizan a la gente en base a su apariencia física y no a sus cualidades y virtudes internas

Biológicos
• Los científicos todavía se encuentran investigando por posibles causas bioquímicas o biológicas de los trastornos de la conducta alimentaria. En algunos individuos con trastornos alimentarios, se ha encontrado que ciertas substancias químicas del cerebro (llamados neurotransmisores ) que controlan el hambre, el apetito y la digestión se encuentran desbalanceados. El significado exacto y las implicaciones de estos desbalances aún se encuentran en investigación.
• Los trastornos de la conducta alimentaria usualmente se presentan en familias. Los estudios actuales nos indican que la genética tiene contribuciones significativas en los trastornos alimentarios.

¿Cuáles son las Señales
o Síntomas de Indicio?

•  Un aumento o disminución marcada de peso que no están relacionados a una condición médica.
•  El desarrollo de hábitos alimenticios anormales tales como el seguir dietas rígidas, preferencia por alimentos extraños, conducta ritualizada al momento de comer o atasques secretos.
•  Una intensa preocupación por el peso y la figura.
•  Ejercicio excesivo o compulsivo.
•  Vómito auto-inducido, períodos de ayuno, uso de laxantes, pastillas de dieta, o abuso de diuréticos.
•  Sentimientos de aislamiento, depresión o irritabilidad

¿Cómo se Tratan los Trastornos
de la Conducta Alimentaria?

Los Trastorno de la Conducta Alimentaria requieren la atención de un equipo de profesionales especializados en el tema. El tratamiento más duradero y efectivo para los Trastorno de la Conducta Alimentaria es alguna forma de psicoterapia (individual y grupal) con atención médica y control nutricional.
Idealmente este tratamiento debe ser individualizado y variar de acuerdo a la severidad del desorden y de los problemas particulares, necesidades y capacidades del paciente y su familia.
La psicoterapia debe incluir los síntomas del Trastorno de la Conducta Alimentaria y condiciones psicológicas tanto como las condiciones interpersonales e influencias sociales.

El tratamiento típico se basa en el paciente pero también incluyen terapias individuales, de grupo y de familia. Medicamentos psiquiátricos, grupos de apoyo, o terapias informativas sobre nutrición son tratamientos adjuntos que pueden ser beneficiosos para algunos pacientes.

¿Qué Puedes Hacer para ayudar a Prevenir estos Trastornos?

•  Informarte lo más posible sobre la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa, y el comer compulsivamente. La in- consciencia o poca información puede llevar a evaluaciones o comportamientos erróneos relacionados al comer, la figura y los Trastorno de la Conducta Alimentaria.
•  Desalentar la idea de que una dieta en particular o llegar a tener un peso y talla particular lleva automáticamente a la felicidad y a la plenitud.
•  Si crees que una persona padece de Trastorno de la Conducta Alimentaria expresa a la misma tu preocupación de una manera franca y cuidadosa. Sutilmente pero con firmeza anima a la persona que busque ayuda profesional.

 

Chat on-Line

Te invitamos a un Chat Programado en msn para profundizar el tema.

Inscribite


El deporte y los trastornos de la alimentación.

Los atletas y bailarines son especialmente vulnerables a los trastornos de la alimentación durante la pubertad, ya que es posible que deseen detener o reducir el crecimiento (tanto en altura como en peso). Los entrenadores, la familia y otras personas que rodean a los adolescentes que practican algunos deportes, como gimnasia artística, gimnasia acrobática, patinaje sobre hielo o ballet, los alientan a mantenerse los más delgados posible. En ciertos casos, los atletas y corredores son alentados a perder peso .


Piensa un minuto en esto…

•  ¿Evitas comer o merendar cuando te encuentras alrededor de otras personas?
•  ¿Calculas constantemente gramos de grasa y número de calorías?
•  ¿Te pesas frecuentemente y te obsesionas con la cifra de tu peso?
•  ¿Ejercitas porque sientes que debes hacerlo, no porque lo deseas?
•  ¿Temes aumentar de peso?
•  ¿Te sientes alguna vez fuera de control cuando comes?
•  ¿Tus hábitos alimenticios incluyen esquemas de dietas extremas, preferencia por ciertos alimentos, aislamiento o comportamientos rutinarios a la hora de la comida?
•  Pérdida de peso, hacer dietas y/o controlar los alimentos que ingieres ¿se ha convertido en unas de tus preocupaciones principales?
•  ¿Te sientes avergonzada(o), disgustada(o) o culpable después de comer?
•  ¿Te preocupas por el peso, figura, o talla de tu cuerpo?
•  ¿Sientes que tu identidad y valores están basados en cómo te ves o cuánto pesas?

Si respondes "si" a cualquiera de estas preguntas puedes estar enfrentando a lo que conocemos como comer desordenadamente. Es posible que estos comportamientos y actitudes estén afectando tu salud mental y física. Es importante que comiences a dialogar sobre tus hábitos y preocupaciones ahora en vez de esperar a que tu condiciones sean más grave y ya no puedas manejarla.


Conociendo algo más...

"Cada vez hay más trastornos de alimentación", afirma la psicóloga Laura Di Carlo. Ella sostiene que más allá de los síndromes nombrados, "la alimentación en sí hoy por hoy es un trastorno". Di Carlo explica que de acuerdo al ritmo de vida actual, por ejemplo, hay gente que come de manera compulsiva al medio día por falta de tiempo. "Come muy rápido y eso se convierte en una conducta compulsiva que se traslada a otros escenarios, y en situaciones en que la persona no tiene apuro para comer, igual deglute, porque ya se instaló la conducta compulsiva frente a la alimentación".
Para la psicóloga, el número de pacientes con trastornos de alimentación ha crecido, y ella considera que una de sus causas se remonta a Freud. "La alimentación justamente es lo que tiene que ver con toda la parte oral y los trastornos de alimentación, en muchos casos, tienen que ver con la relación que se tuvo con el vínculo materno", sostiene.

Según la Sociedad Argentina de Obesidad y Trastornos Alimentarios, el 90% de quienes sufren un trastorno de la alimentación son mujeres.


El cuerpo y la Cultura

En todas las culturas, el cuerpo está atravesado por un sinnúmero de significaciones. Será en nuestro siglo cuando se irá consolidando la noción de que uno es en virtud de su cuerpo.
La apariencia se transforma así en la medida de valor del individuo en toda su totalidad. En nuestra época las prácticas de metamorfosis del cuerpo (prácticas que incluyen desde las cirugías plásticas, cosméticos, los servicios brindados por centros de estética y por gimnasios) persiguen incansablemente el objetivo de adaptarse a los dictados estéticos imperantes.
      Esta poderosa industria de "fabricación de aspectos" le permite "aparentemente" al individuo un determinado control sobre su cuerpo, control que pareciera ser, en general, un indicador del control que el mismo ejerce sobre su propia vida. El logro de la delgadez en personas con patología alimentaria aumenta en ellas la confianza en sí mismas, su autoestima, sintiéndose poseedoras de un control total sobre sus cuerpos-vidas.

Fragmento de "Los Trastornos de la Alimentación: una mirada sociocultural"

Lic. Corina Inés Branda


"Aprendamos
a Aprender"
Actividad on Line Gratuita
"Claves para el Bienestar Emocional"
- On Line -
"Técnicas para la Resolución de Conflictos" y "Claves para Combatir el Estrés"
- Presenciales -

Informate


Otras Actividades

Junto a UCIS
(Unidad capacitadora
Integral en Salud)

te invitamos a los Cursos de Capacitación en Salud, con Certificación Nacional, dictados en: Santa Rosa, Castex, General Roca, Río Cuarto .
Auxiliar de Enfermería,
Auxiliar de Farmacia,
Agente de Propaganda en Farmacia, Promotor en Salud o Coaching Sanitario,
Cuidador Gerontológico
Técnico en Estrés Laboral
entre otros.

Informate


Fuentes de Información
La información referente a la Enfermedad fue tomada textualmente de Medline Plus, que recopila fuentes autorizadas tales como la Biblioteca Nacional de Medicina y los Institutos Nacionales de la Salud, así como otras agencias gubernamentales y organizaciones de servicios para la salud.

    

 


 

 

 

 

La obsesión por la imagen perfecta - que en nuestra cultura se asocia a la delgadez extrema, el rostro terso y sin arrugas, y un cuerpo eternamente joven - es una de las peores plagas del siglo, pues más allá de los desmesurados esfuerzos que realicen (ya sea a través de cirugías estéticas, dietas rigurosas, gimnasios, etc.,) nunca podrán alcanzarla.

Si la imagen que te devuelve el espejo no te gusta, antes de intentar cambiar nada, esforzarte en ver lo positivo que ella te muestra.
Aprender a querernos, parece ser la droga milagrosa,
que nos acerca a la perfección.

Fabiana Andrea Mendez

Ingrese su email si desea recibir nuestros Newsletters: