El varón irritable
"El Síndrome de Irritabilidad Masculina"

La falta de testosterona, la hormona masculina por excelencia, puede ser la causa de este síndrome, y de otros cuadros depresivos, según concluyeron en un simposio varios especialistas durante un Congreso Argentino de Psiquiatría, realizado hace pocos días en Mar del Plata.

Si bien en los hombres, diagnosticar una depresión es más difícil que en las mujeres, ya que se manifiesta de forma muy diferente, este síndrome sería más fácil de identificar, de acuerdo con estos especialistas.

"Es notorio que los estudios demuestran que los casos de depresión femeninos duplican a los del hombre, pero la tasa de suicidios, dependiendo de la edad y del contexto social, es de 3 a 15 veces mayor en el sexo masculino, hecho que nos alerta acerca de lo poco y mal que aún se diagnostican las depresiones", advirtió Kalina, psiquiatra y docente de la Universidad de El Salvador.

Mis estimados varones, bienvenido al Club de los hormonales...

El síndrome del "pitufo gruñón"

En el 2004, el psicoterapeuta Jed Diamond,publicó en los EE.UU. un libro titulado "El Síndrome de Irritabilidad Masculina" (SIM) .
El autor, que tiempo atras había publicado "Menopausia masculina", tuvo una gran repercusión mostrando una problemática que se veía desde hacía tiempo en los consultorios, en los varones de alrededor de los 40 o 50 años: disminución de la energía, de la vitalidad, especialmente en la parte sexual , menos ganas de vivir, y cambios en el humor.

Diamond, describió las cuatro causales claves de la depresión y agresividad, a las que denominó "Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis":

* Hipersensibilidad
* Ansiedad
* Frustración
* Cólera

Otras características que él mencionó son:
enojo, impaciencia, culpabilidad, insatisfacción, sarcasmo, falta de autoestima, tensión nerviosa, abandono, tristeza, hostilidad, sensación de no ser querido, conducta desafiante y demandante

Si bien en los varones, diagnosticar una depresión es más difícil que en las mujeres, ya que se manifiesta de forma muy diferente, este síndrome sería más fácil de identificar, de acuerdo con estos especialistas.

"Es notorio que los estudios demuestran que los casos de depresión femeninos duplican a los del hombre, pero la tasa de suicidios, dependiendo de la edad y del contexto social, es de 3 a 15 veces mayor en el sexo masculino, hecho que nos alerta acerca de lo poco y mal que aún se diagnostican las depresiones", advirtió Kalina, psiquiatra y docente de la Universidad de El Salvador.

Con ustedes... Su Majestad la Testosterona

Es normal que la testosterona disminuya a partir de la cuarta década de vida, a un ritmo aproximado de 1,5% anual. Pero en algunos casos estos niveles bajan tanto que se produce la llamada andropausia o déficit de testosterona, una suerte de menopausia masculina que si bien no le ocurre a todos los varones, sabemos que 25% de los mayores de 50 años tienen déficit de testosterona, y el porcentaje se incrementa a mayor edad.
Cuando falta testosterona, tanto en varones jóvenes como en mayores, hay más frecuencia de síndromes depresivos crónicos, de larga evolución.

Según sostienen los urólogos, con una terapia con testosterona, el principal cambio que los pacientes comentan es que se sienten mucho mejor, con más ganas de salir, de trabajar, con más energía, no se quedan dormidos todo el tiempo.

No faltan hoy quienes hablan de "la revolución de la  testosterona", basándose en lo que se conoce en esta vital hormona y porque, siendo bien indicada y con controles periódicos, promueve efectos benéficos ayudando a que un "hombre gruñón" vuelva a recuperar su buen humor, su bienestar, su respuesta sexual plena, y sus ganas de vivir.

Generalmente, quienes más notan los cambios de actitud son las parejas, las familias y los amigos de estos hombres, por eso es importante que todos comprendamos , que así como las mujeres enfrentan el climaterio, los varones puede atravesar unacrisis propia de la edad, y pueden ser ayudados por especialistas.

¿Y ahora, quién podrá defendernos?

En los últimos años, si bien es más común que los varones piensen en hacer una consulta por la disminución del deseo sexual, también suele detectarse déficit de testosterona a partir de fracturas (por osteoporosis) o por alteraciones en el estado de ánimo. Tanto el andrólogo, como el urólogo, el sexólogo, el endocrinólogo, y el médico clínico o de familia están debidamente capacitados para detectar este síndrome clínico e indicar su tratamiento.
Cuanto antes se realice la visita con el médico, mayores serán las posibilidades de evitar el avance de estos cuadros y de mejorar la calidad de vida del paciente.

Por otro lado, la consulta a un especialista en Salud mental, también suele ser una puerta para alcanzar el bienestar. El Dr. Kalina, señaló en el simposio, que "cuando se observa esta sintomatología en un hombre de 40, 50 años o más - aunque también puede darse en más jóvenes - una de las variables que debemos tener en cuenta los psiquiatras es el nivel de testosterona de ese paciente", y que "si se considera que puede existir una alteración hormonal que esté provocando el síndrome, es conveniente solicitar una interconsulta con el urólogo y/o el endocrinólogo".

 

 

Hormonas y Genero

Desde siempre, las mujeres han sido blanco de críticas y bromas por la serie de cambios emocionales que experimentan cada mes debido a los síntomas que provocan "ciertos días" o más conocido como el Síndrome de Irritabilidad Premenstrual.
La irritabilidad es un fenómeno que ataca tanto a varones como a mujeres y los síntomas pueden ser similares.  En el período menstrual de la mujer, ésta se muestra más sensible, irascible y mal humorada, y tiene que ver con las alteraciones de las hormonas (progesterona y estrógenos) y las molestias que genera que el útero se esté contrayendo por los llamados dolores ováricos.
La sociedad por años, ha construido una imagen de un hombre rudo, macho e incluso hasta permitidamente violento.
No aceptamos que un hombre no se sienta preparado para una relación sexual, porque es algo poco común y si lo está quiere decir que algo anda mal.



¿Qué es la andropausia?

Con el paso de los años , va disminuyendo progresivamente la función testicular. Los testículos tienen la doble función de producir espermatozoides y fabricar testosterona.
La lentitud de estos cambios permite que puedan seguir produciendo espermatozoides y ser fértiles hasta edad muy avanzada. Sin embargo, la producción de testosterona suele alterarse más tempranamente.
La diferencia con la menopausia reside en que la mujer la registra de inmediato por el cese de la menstruación.
En el varón, en cambio, el proceso es lento y enmascarado, y el paciente se adapta a ciertas falencias.


Síntomas de la Andropausia

La declinación androgénica consiste en una baja en la producción de testosterona.
Según Gastón Rey Valzacchi, médico urólogo y jefe de la sección Andrología del Hospital Italiano: "La hormona masculina tiene múltiples funciones en el adulto, como el mantenimiento de los caracteres masculinos, la función sexual, la masa ósea y muscular, etc. La fabricación de testosterona comienza a decaer a partir de los 30 en un 1% por año."
En consecuencia, cuando el nivel es inferior al valor normal se pueden presentar los siguientes síntomas: "Disminución de la fertilidad y del vello corporal, pérdida de masa y fuerza muscular, incremento de la grasa abdominal, reducción de la resistencia física, la libido y la actividad sexual, y un aumento de la disfunción eréctil.
Existen otros síntomas que recuerdan la menopausia: ansiedad, irritabilidad, insomnio
y sofocos"



 

 

 

 

La relación que las mujeres tenemos con nuestros ciclos hormonales, más allá de las burlas que ha generado, es visible en nuestra sociedad.
Incluso aprendimos a construir una gran fortaleza en torno a ellos.
Sin embargo, en el caso de los varones, hasta el chiste les fue negado, obligándolos a tomar distancia de su sentir. No es casual que la andropausia se asocie con la pérdida de la virilidad.
¿Y que le espera a un varón no viril en una sociedad que aún conserva fuertes prejuicios sexistas?

Según el psiquiatra y psicoanalista Luis Hornstein - un estudioso en la depresión masculina- deberíamos replantearnos qué es ser varón y ser mujer en nuestra cultura y pelear los arquetipos que instalan, desde la infancia, a las mujeres con la jerarquía del mundo interno y la conexión con sus afectos, y a los hombres en contacto con la realidad bajo el mandato de triunfar.
Entre todos podemos construir una alternativa menos rígida, con un modelo de masculinidad que facilite la expresión de las emociones.

Fabiana Andrea Mendez

Ingrese su email si desea recibir nuestros Newsletters: