Peligro...
Manipuladores a la Vista

No importa que sea una pareja, los padres, los hijos, un jefe, un amigo o un enemigo.
Tampoco lo que sintamos por ellos, ni cuan cerca o lejos los creamos:
un manipulador juega con nosotros, y sino aprendemos a reconocerlo y protegernos de él,
tarde o temprano nos lastimará.

Manipularte equivale
a que te manejen


Partamos de la base que los objetos, únicamente son susceptibles de ser manejados. Un auto puedo utilizarlo para mis fines, cuidarlo, canjearlo, chocarlo y venderlo.
Estoy en mi derecho, porque se trata de un objeto.

Manipular es convertir al otro en una cosa, rebajarlo a la condición de objeto y hacer uso y abuso de él, en beneficio propio.

Un manipulador no puede existir sin la presencia del otro, lo necesita para someterlo.
Su arte consiste en hacernos creer, con palabras, en la imagen que desea que tengamos de él.
Lo logra desvalorizando, agrediendo, humillando, idealizando, seduciendo o culpabilizando:
no importa cómo, siempre nos rendimos a sus pies

Crea la ilusión de "Ser superior",
y se convence- y nos convence- de ello.

Sin embargo, contrariamente a lo que nos hace creer, lejos de su apariencia de saberlo todo, es él quien se siente inferior.

El manipulador manipula,
porque no puede hacer otra cosa mejor.

Entender esto es fundamental, pues su
"supuesto poder", oculta sus verdaderas carencias.

¿Cómo actúa un Manipulador?

Las estrategias pueden ser variadas, con distintos nombres, pero con similares mecanismos de acción: Proyectar sus aspectos negativos, criticar, enfadarse o ignorar, y eludir todo tipo de responsabilidades.

  • "Eres tu quien actúas": Suelen traspasar la responsabilidad inhibiéndose, dejando claro que es la otra parte quien debe actuar.
  • "Haras todo lo que yo digo": Se apoderan del control, y nos obligan como si fuésemos "una raza inferior a la suya".
  • La proyección: Atribuye al otro su personalidad, intenciones, deseos negativos, quedándose para si sólo con lo bueno:
    "Los malos siempre son otros y ellos- pobrecitos- a lo sumo deben defenderse".
  • Ignorarte: Una forma cruel de maltrato psíquico, en el que te minimizan al máximo: el "ninguneo" una forma muy efectiva de violencia comunicacional.
  • Enojarse: Una de las técnicas más efectivas para hacernos sentir culpa. Desde el remordimiento te movilizan a actuar en su favor, convirtiéndote en su esclavo, obligándote a pagar una deuda que te hicieron creer tenías con ellos.
  • Son dueños de la verdad: Sólo su punto de vista es el correcto. Ellos definen las reglas del juego, y son los responsables de arbitrarlas. Suelen apelar a la razón, a la lógica y porque no al dogmatismo para justificar sus argumentos.
  • La difamación: ¡Miente, miente que algo quedará! Se encargan de contar historias negativas sobre la persona-objetivo, de manera sutil y solapada, nunca en forma directa. No faltan ocasiones en que lo hagan en medio de un elogio, lo cual se hace muy difícil de reconocer.

Como ves, no hace falta ser muy inteligente para convertirse en un manipulador.
Niños pequeños pueden emplear las técnicas básicas para hacerlo

Por lo tanto, tampoco es necesario un alto coeficiente intelectual para reconocerlos:
simplemente analiza lo que sientes cuando te relacionas con ellos:

Puede ser deseos de ayudarlos, miedo, culpa, vergüenza o sensación de vacío, entre otros sentimientos que, aunque no puedas explicártelos, te producen malestar... ¡Siempre sientes mucho!

Un antídoto contra Manipuladores

Para protegernos, primero debemos detectarlos.
Luego, llevar a la práctica algunas acciones
para librarnos de su dominio.

Sucede que muchas veces nos cuesta reconocerlos, quizá "es tanto lo que nos han manipulado" en nuestra historia, que somos incapaces de ver "lo obvio". Finalmente cuando lo hacemos, usamos la negación, creyendo que así es posible evitar sufrir.
Este es el mayor de los peligros, pues caemos en sus redes sin defensa alguna. En estos casos es necesario que otros nos abran los ojos y, mal que nos pese, nos obliguen a confrontar la realidad.

Una vez superado este punto debemos aceptar que es imposible llegar a un acuerdo con ellos, y mucho menos, intentar cambiarlos:

"Ellos fueron, son y serán...
A menos que sus acciones, a largo plazo, nos demuestren lo contrario".

Para muchos autores es necesario atravesar ese duelo, sólo así nos volveremos insensibles a lo que él dice y hace.
Debemos aprender a "Contramanipular", reconocer en cada momento la estrategia de dominación para protegernos de ella: una respuesta humorística; irónica o un "no" expresado con firmeza, sin ningún tipo de justificativos.

El NO porque NO,
es realmente efectivo para
frenar sus avances.

Finalmente trabajar sobre uno mismo:
El manipulador se aprovecha de los puntos débiles, se filtra por antiguas heridas que marcaron nuestra historia. Por eso fortalecer la autoestima es clave a la hora de poner un freno a los otros: sólo si valorizamos nuestro lugar, podremos hacer que los otros lo reconozcan.

Manipulador /Manipulado
Una pareja muy pareja


Es importante saber que, tanto el manipulado como el manipulador parten de alguna carencia afectiva o emocional en su infancia.
El manipulador aprendió a defenderse, usando su poder.
El manipulado aprendió a hacer todo para ser querido y aceptado.
La víctima es servicial, asume las responsabilidades de otro. El manipulador exige que lo quieran y que asuman por él las responsabilidades.
El manipulado hace todo lo posible por complacer y ser amado. El manipulador se aprovecha de ese punto vulnerable y lo descalifica.


Tipos de Manipuladores

1- El Manipulador Simpático
Son los más frecuentes y también los más peligrosos. Ocultan a la perfección su juego.
2-El Manipulador Seductor
Casi siempre está dotado de un atractivo personal. Tiene lo que se llama "encanto". Suscita un sentimiento más sutil y peligroso que la admiración: la fascinación.
La fascinación nos reduce, nunca nos engrandece, perdemos la capacidad de decisión.
3-El Manipulador Altruista
Nos lo da todo, y nos lo compra todo sin que tengamos que pedírselo. Pero todo eso permanece a la espera de un principio social establecido: el principio de reciprocidad. Dicho de otro modo, nos lo da todo, pero no podemos negarle nada.
4- El Manipulador Culto
Se muestra sutilmente despreciativo con quienes no poseen los mismos conocimientos que él. Se expresa como si todo fuera evidente.
Si conoce realmente el asunto, disfruta monopolizando la palabra para hacer una exhibición de "sabiduría", sobre todo cuando hay público escuchándolo.
5-El Manipulador Tímido
Resulta difícil de detectarlo porque no es nada frecuente.
Utiliza al otro para hacer llegar su opinión o sus críticas a los otros, se excusa en su falta de carácter.
6-El Manipulador Dictador
Es fácilmente detectable. Sus críticas, sus ataques y sus comportamientos suelen ser violentos.
Cuando necesita nuestros favores, utiliza la adulación para dominarnos.

Extraído de "Los Manipuladores Cotidianos" por J.C. Vicente de www.geocities.com/jc_vicente/


TÉCNICAS DE MANIPULACIÓN DIRECTA

Extraído del libro
"Como zorros y erizos".

1-LA DOMINANCIA
Intentan estar siempre en una posición de privilegio con relación a los demás. A través de la humillación.
2-LA TOMA DEL MANDO
Consiste en apoderarse del control, e instruirnos como si fuéramos de un rango inferior al suyo.
3-LA AGRESIÓN
Consiste en un ataque emocional, físico o verbal.
4-LA INTIMIDACIÓN
Incluye las amenazas directas o veladas. La culpa y la humillación son recursos para convencernos de que estamos en un error.
5-LA RAZÓN Y LA LÓGICA
Ponen la razón por encima de todo y no sienten respeto por los sentimientos de los demás.
6-LA INSISTENCIA
Es la técnica de control más simple y más efectiva


¿Son concientes los Manipuladores?
Según algunos estudios:

* Un 80% de los manipuladores no se dan cuenta de las verdaderas consecuencias que provocan en los demás: desvalorización, falta de confianza en sí mismos, malestar, estrés e incluso destrucción psíquica.

* El 20% de los manipuladores si son conscientes de su estado y disfrutan de ese poder.
Son perversos; se complacen en adoptar comportamientos inmorales, desagradables, y desestabilizadores para los demás.

 

 

 

 

La manipulación es algo muy serio, y no sólo a nivel individual: La política, los medios, la religión, las empresas y la publicidad entre otras, la utilizan en forma masiva para atraer gente con determinadas necesidades emocionales y obligarlos a actuar de una forma determinada.
Dependerá de cada uno de nosotros, una vez que comprendemos como funciona, no dejarnos engañar más.


Nadie mejor que Maquiavelo (El Príncipe) para cerrar un texto sobre manipulación:
"Es necesario ser un gran simulador y disimulador: y los hombres son tan simples
y se someten hasta tal punto a las necesidades presentes,
que el que engaña encontrará siempre quien se deje engañar".

Fabiana Andrea Mendez

Ingrese su email si desea recibir nuestros Newsletters: