En el Club de las Mujeres Muertas(1)
Femicidio y Feminicidio:
Dos modos de nombrar un horror tolerado.

Como todos los 25 de noviembre, celebramos el día internacional por la No Violencia contra las Mujeres y, a diferencia de otros años que escribo sobre las generalidades de este tema, este año quiero detenerme en su costado más oscuro, aquel instala una tragedia irreparable:
La
violencia no se detuvo, fue por todo, y la muerte finalmente se hizo mujer....

Lamentablemente entonces nos resta exigir que no hay más violencia por cuestiones de género,
pues los feminicidios son predecibles y prevenibles.

Sin embargo, aún hoy naturalizamos el tema, al punto que el pasado 10 de noviembre, María de la Paz López, consultora de la ONU afirmó que aún no existen estadísticas públicas regulares de maltratos y asesinatos de mujeres en Iberoamérica por falta de voluntad política, lo que imposibilita una mejor comprensión y abordaje de este crimen: "Las únicas cifras que hay en Iberoamérica sobre feminicidios son una reconstrucción que se hace por la vía periodística. Y es una verdadera vergüenza que a estas alturas no podamos todavía contabilizar esos cuerpos de mujeres maltratadas" .

La posibilidad de hablar sobre este tema, darle su justa dimensión, no es más nuestro pequeño aporte a romper el silencio, que es el mayor cómplice para seguir sumando víctimas ,
al tan nefasto club de las mujeres muertas.

Femicidios y Feminicidios

"Todos los días y en todas partes las mujeres son asesinadas. Crímenes en situaciones de conflictos armados o guerras; en la calle, relacionados con violaciones o con el crimen organizado, la prostitución o la pornografía , cometidos por sus maridos, parejas, ex parejas. Todos crímenes ligados a la sexualidad. Todos crímenes por el hecho de ser mujeres". afirma Silvina Chejter en el prólogo de "Femicidios e Impunidad".

En los últimos años los medios de comunicación se hicieron eco de las denuncias que los Movimientos de Mujeres de distintos países realizan sobre los femicidios.

El Femicidio se describe como: "los asesinatos de seres humanas por el solo hecho de ser mujeres", ampliando dicha definición entendemos por Femicidio "una forma extrema de violencia basada en la inequidad de género, entendida ésta como la violencia ejercida por los hombres hacia las mujeres en su deseo de obtener poder, dominación o control"
(Ana Carcedo y Montserrat Sagot)

El femicidio, parte del bagaje teórico feminista, procede tanto de las autoras Diana Russell y Jill Radford en su obra "Femicide. The politics of woman killing" como por Mary Anne Warren en 1985 en su libro " Gendercide: The Implications of Sex Selection ". Ambos conceptos fueron castellanizados por la política feminista mexicana Marcela Lagarde como "feminicidio", siendo adoptado este término, tras un largo debate, frente al término genocidio.

El feminicidio es un término político. Conceptualmente abarca más que el feminicidio, porque no solamente culpa a los perpetradores masculinos, sino también al Estado y las estructuras judiciales que normalizan la misoginia. La impunidad, el silencio y la indiferencia son parte del feminicidio.
El feminicidio nos remite a las estructuras del poder e implica al Estado como culpable, sea por acción, tolerancia u omisión

En este caso, se trata de un neologismo creado a través de la traducción de los vocablos ingleses "femicide" o "gendercide" y se refiere a la muerte evitable de mujeres que pretende, dentro de la esfera de la violencia contra la mujer , ir más allá del concepto tradicional de las acciones violentas contra las mujeres para englobar otras conductas, que habitualmente no son tenidas en cuenta como, por ejemplo, la falta de atención médica a problemas sanitarios femeninos en algunos paises. .

Coniciendo los
Crímenes de Mujeres

Habitualmente se habla de tres modalidades de feminicidio y cuatro tipos, según detallamos a continucación

Modalidades de Feminicidios

Intimo: Comprende los asesinatos cometidos por hombres con quien la víctima tenía o tuvo una relación íntima, ya sea familiar, de convivencia, relación amorosa u otras afines. Este tipo de femicidio es el más frecuente y como delito se categoriza como homicidio, parricidio e infanticidio.

No Intimo: Son los asesinatos cometidos por hombres donde la víctima nunca tuvo alguna relación o vínculo con el femicida. Estos casos involucran frecuentemente ataques sexuales que incluyen la violación, los asesinatos sexuales, asesinatos seriales, entre otros.

Por Conexión: Se refiere a las mujeres que fueron asesinadas al defender a una mujer que está siendo atacada por un hombre. Es el caso de mujeres y/o niñas que trataron de intervenir o fueron atrapadas en la acción del femicida. .

Tipos de femicidios

Se han diferenciado cuatro tipos de femicidios:

Femicidio solo
Femicidio + robo
Femicidio + suicidio
Femicidio + violación

Según recintes estudios , el 65,11 % aparece como femicidios sin otros delitos o situaciones que lo acompañen. Mientras que en casi un 35 % de los otros casos, se produce asociado a otros delitos u otras circunstancias.

Es significativo el hecho de que el 16 % de los femicidas se suicide luego del hecho. Este dato resulta llamativo y va a cobrar sentido cuando se analicen las relaciones del victimario con la víctima.  

Argentina:
¿Suicidios o Feminicidios?

Un informe de la periodista Marina Carabajal para Página 12 reveló que un estudio encomendado por el Ministerio de Salud, en el que participaron especialistas de la UBA, Flacso, la Universidad Nacional de Quilmes y el Hospital Alvarez de la ciudad de Buenos Aires, entre otras instituciones. "Encontramos pistas para pensar que muchos casos de muertes de mujeres registradas como suicidios se tratarían de femicidios encubiertos", reveló Ana María Fernández, directora de la investigación y profesora titular de Introducción a los Estudios de Género de la Facultad de Psicología. "La violencia de género se debe encuadrar como un problema de derechos humanos, pero también como un problema de salud pública. Las víctimas de violencia de género tienen más problemas de salud, y por lo tanto le cuestan mucho más al sistema de salud. Y su forma extrema produce la muerte", consideró Tajer. Y destacó que haya sido el Ministerio de Salud el promotor del trabajo a través de su comisión Salud Ciencia y Tecnología (SACyT).
Uno de los puntos de partida del estudio fue analizar las estadísticas oficiales de defunciones violentas de mujeres durante el 2005. Ese año en Argentina se registraron 14.002 muertes por causas externas: 9115 fueron por accidentes (65%), 2993 por suicidios (21%) y 1894 por homicidios (14%). Las investigadoras dejaron de lado los accidentes. Plantean que deben ser objeto de un próximo estudio. Y se dedicaron a bucear en las profundidades de las estadísticas de suicidios y homicidios:
Uno de los hallazgos más significativos fue que las provincias con más suicidios tienden a registrar menos homicidios. Tierra del Fuego, la que más suicidios presenta (37%), registra sólo 9 por ciento de homicidios. Catamarca (32% de suicidios) presenta un 6 por ciento de homicidios. La Pampa posee el menor porcentaje de homicidios en el país (4%), pero el porcentaje de suicidio es alto en relación con el resto. Es similar el caso de Salta, con un 24 por ciento de suicidios, frente a un 6 por ciento de homicidios. El dato es llamativo, indican las investigadoras, porque internacionalmente existe una tendencia en la relación estadística entre la cantidad de suicidios y de homicidios por región, con más peso de la primera causa. "En Argentina, siguiendo la tendencia general, hay casi el doble de suicidios (1,6) que de homicidios en mujeres. Pero encontramos provincias en las que esa proporción no se observa y llega casi a duplicarse o incluso ser aun superior, lo cual es al menos muy llamativo", señaló Fernández.
En el análisis de las estadísticas nos encontramos con situaciones bastante extrañas. En el sistema de Clasificación Internacional de Enfermedades, décima edición, de la OMS, hay un nomenclador de suicidios, el x700, que establece aquellos producidos por "lesión autoinflingida: por ahorcamiento, sofocación y estrangulamiento". La denominación ya es rara: resulta imposible que una persona se autoestrangule o se autosofoque. Los especialistas en suicidología establecen los modos habituales internacionales de suicidios en mujeres y en varones. En mujeres, arrojarse al vacío, a las vías de un tren o un subte, envenenamiento por plaguicidas domésticos como raticidas o con barbitúricos, y es mucho más raro que recurran a un arma de fuego o al ahorcamiento. Sin embargo, en nuestro trabajo encontramos que en algunas provincias donde no aparecen homicidios por estrangulamiento o ahorcamiento, están sobrerrepresentados los suicidios por esa metodología extraña a las mujeres. También encontramos que en provincias como Catamarca y La Pampa hay casi seis veces más suicidios que homicidios, una proporción que no es la esperable en el país. En Salta, Jujuy y Tierra del Fuego es cuatro veces superior.

El lenguaje del poder: Desterrando la idea del
"Crimen Pasional".

"Los límites de lenguaje de uno son los límites de su mundo" (Ludwuig Wittgenstein).

El lenguaje verbal es el principal medio a través del cual organizamos nuestra realidad interna, pensamientos y sentimientos. También es el principal medio a través del cual comunicamos nuestra realidad interna al resto de la humanidad y nos relacionamos con ella.

En todos lo medios de comunicación es común ver titular las noticias de asesinatos de mujeres como crímenes pasionales. La misma justicia caratula el asesinato de una mujer como un crimen pasional o crimen bajo emoción violenta, concepción que oculta el trasfondo político, social y cultural, en donde subyacen relaciones de poder desiguales entre mujeres y hombres. Así, el apelar a frases hechas, desconociendo las causas y evitando dar un tratamiento en profundidad de estos hechos de violencia extrema, contribuye a simplificarlos y naturalizarlos.

El homicidio no es la pasión, la pasión fue su estimulo y la razón del reproche y de lo inexcusable de la conducta de quien mata, se encuentra en su reacción extrema de ejercer su poder y poseer el cuerpo y el alma de su mujer. Cuando la mujer lo rechaza, cuando ejerce su libre derecho de serle indiferente o de querer a otro, cuando no acepta todos sus halagos, cuando dice "basta", no quiero más violencia .  


El término más adecuado

Femicidio y feminicidio: Existe un gran debate en el movimiento de mujeres y feminista acerca de la manera de llamar a los asesinatos contra las mujeres en razón de su sexo. Algunos autores se basan en la terminología usada por Jill Radford y Diana Russell. Marcela Lagarde, teórica, antropóloga y diputada mexicana, establece que la categoría feminicidio es parte del bagaje teórico feminista introducido por estas autoras estadounidenses bajo la denominación femicide que, traducida a nuestro idioma es femicidio , término homólogo a homicidio, que sólo significa asesinato de mujeres. Sin embargo, para marcar una diferencia con ese término, Lagarde escogió la voz feminicidio para hablar de genocidio contra las mujeres, lo que lo convierte en un concepto de significación política.


Alcance en Argentina

208 mujeres fueron asesinadas el año pasado en Argentina por la violencia sexista, en manos de sus maridos, parejas, amantes, novios, ex parejas, desconocidos que ejercieron violencia sexual, parientes, vecinos.
Hasta el 30 de Junio de 2009
82 mujeres y niñas, 6 femicidios
por conexión, 9 casos se siguen investigando, 9 mujeres están hospitalizadas en grave estado. Según el informe parcial del primer semestre del año 2009 elaborado por el Área de investigaciones de la Asociación Civil La Casa del Encuentro.


Qué se pide en Nuestro País para Revertirla

1) Que se modifique el Código Penal de la Nación, incorporándose el FEMICIDIO como figura penal autónoma, herramienta con la cual ya cuentan varios países para castigar este tipo de delitos. Esto no es una mera petición institucionalista, es una manera de dejar bien en claro que la sociedad no avala estas conductas.
2) Que se agregue en el Código Civil la pérdida inmediata de la patria potestad para aquel que haya matado o atentado contra la vida de la madre de su/s hijo/s. En lo que hace a la pérdida de derechos del homicida, no a sus obligaciones alimentarias para con los hijos. No puede ser que los padres asesinos puedan, luego de cumplir sus escasas condenas, seguir criando a esos hijos a los que dejaron sin madre.
3) Protección integral para la mujer víctima de violencia: En el marco de nuestro estudio hemos visto que, en muchos casos, antes de que se cometa el femicidio, los asesinos ya habían sido objeto de denuncias de violencia; por diversas causas, no se protege en forma adecuada la vida de quien está siendo amenazada y, al final, se produce el femicidio.


Femicidios: cómo los medios construyen las noticias - Gabriela Barcaglione

Una mirada sobre los femicidios a partir del registro de los casos que aparecen en los medios. Cuando las estadísticas se multiplican en historias con nombre y apellido.
El desafío de comunicadoras y organizaciones de mujeres para poner en palabras una problemática que hace tiempo dejó de ser una cuestión privada.
"El simple registro de nombres y apellidos se convirtió en una actividad casi rutinaria y en algún sentido individual y casi privada. Aspecto que me llevó a pensar, mientras escribía este artículo, que sería urgente ver el inicio de una práctica no sólo colectiva, sino institucional. Colectiva, porque en todo el país existen organizaciones que trabajan esta problemática, que seguramente podrían hacer este registro Institucional, porque debería haber algún organismo que funcionara como espacio de referencia, que se encargara de centralizar y sistematizar los datos.
Considero que no se trata sólo de una simple anotación, que derivaría en la confección de estadísticas (por otra parte, importantes y necesarias para dimensionar el problema, a la hora de elaborar políticas públicas). Conocer el quién, el dónde, el cuándo y el cómo da un sentido diferente a los femicidios y profundiza la comprensión que tengamos de los fenómenos de violencia de género.Cada vez que alguien tomaba mi agenda y reparaba en las cruces que se dibujaban en sus páginas no dejaba de asombrarse. Los/as más escépticos/as y descreídos/as, que aún hoy no reconocen la gravedad del problema de la violencia de género, y especialmente la que tiene lugar en el ámbito doméstico, quedaban impactados/as y comenzaban a reflexionar sobre el tema. Por eso pienso que a la sistematización, al esfuerzo colectivo y militante de reunir la información, debe seguirle la acción de hacer públicos estos casos."



Fuentes de Información

(1)"El club de las Mujeres Muertas" es el corto rodado por Victor Manuel un retrato de la violencia de género - elaborado para la campaña
"Hay Motivo" organizada por cineastas españoles ante las elecciones generales del 2004.
Para verlo Click Aquí


La información referente a los feminicidios fue tomada textualmente de los sig.artículos:
• Basta de Impunidad- Documento publicado por la revista mujer salud / red de salud de las mujeres latinoamericanas y del caribe rsmlac 1/2009
•  Femicidios e Impunidad Publicación de CECYM - Centro de encuentros Cultura y Mujer.
EDICIÓN Silvia Chejter
REVISIÓN DE TEXTOS
Graciela Varela
AÑO 2005
•  Darse muerte por mano ajena
por Mariana Carbajal.
Publicado el 14/09/2009 en la Edición Impresa de Página 12
.
•  FEMICIDIOS EN ARGENTINA
Informe de investigación de la asociación civil "la casa del encuentro"
1º de enero al 30 de junio 2009

 

    

 


 

 

 

 

El feminicidio es sin duda una de las expresiones más claras de la misoginia, término que se utiliza para nombrar al odio/aversión a las mujeres. En la teoría feminista , la misoginia es reconocida como una ideología política similar al racismo o el antisemitismo , existente para justificar y reproducir la subordinación de las mujeres por los hombres .
El escritor español Juan José Millás pone un ejemplo ilustrativo para explicar cuan arraigada está la misoginia entre las gentes, con qué naturalidad se la toma ya que ni se percibe como perniciosa...
"El problema , dice Millas ,es que mientras no nos demos cuenta de que las mujeres son al misógino lo que al español al etarra y lo que el judío al nazi y lo que el negro al racista y lo que el homosexual al homófobo, es decir, mientras la misoginia no nos produzca el mismo espanto que el terrorismo, el nazismo, el racismo y la homofobia, las mujeres continuarán cayendo como moscas"

El silencio es cómplice. El que golpea a una mujer nos golpea a todas. Rompé el silencio.
Corre la voz. Ni una víctima más por cuestiones de género.
"No más violencia sobre las Mujeres"

 

Fabiana Andrea Mendez

Ingrese su email si desea recibir nuestros Newsletters: