Buscadores o Encontradores
Y vos... ¿De qué lado estás?

Resulta muy dificil que nunca hayan escuchado, la tan conocida frase "el que busca encuentra".
S
in enbargo, es muy probable que no conozcan la frase que con las mismas palabras, transformó esa idea simplista -a mi gusto con visos de omnipotencia que solemos tener de la relación "causa / efecto"-,
en una visión muchísimo más rica e inagotable del encuentros con la vida:
-"Yo no busco, encuentro"- dijo Pablo Picasso,
y marcó el camino de los que llamo "encontradores",
de quienes algo tendremos
que aprender...
Es que quien busca algo en particular, quizá no ve las cosas que suceden a su alrededor y se pierde valiosos sucesos que va encontrando, tal vez más relevantes que lo originalmente buscado.
John Lennon decía: - "La vida es aquello que te va sucediendo
mientras estás ocupado haciendo otros planes".
¡Cuántas veces nos perdimos la vida, buscando algo concreto seguro menos importante que ella!.
Los encontradores saben que para encontrar la vida, hay que animarse a perderse.
Después no tienen planes, objetivos concretos ni las verdades reveladas.
Tampoco respuestas, ni absolutos y mucho menos certezas.
Ellos disfrutan de estar
perdidos, sólo salen a encontrar.
Nunca del todo seguros, muchas veces cuestionando sus convicciones,
siempre desconfiados de sus sentidos y por sobre todo,
relajados por no creer en sus interpretaciones y se dan permiso a reírse de ellas.

Buscadores y encontradores, a simple vista, parecen de universos opuestos.
Sin embargo comparten el mismo territorio y si se juntan, respetando sus diferencias, son imbatibles.
Buscadores y encontradores conviven en cada uno de nosotros,
no son más ni menos que cerebro derecho y cerebro izquierdo.
Dos personajes dignos de conocer y entrenar.

Les presento al Cerebro Humano...

El cerebro humano se caracteriza por su capacidad de relacionar y asociar la cantidad de información que recibe, la cualutiliza para esquemas que nos permien entender el mundo que nos rodea y relaiconarnos con él. Ahora bien, la posibilidad de organizar esa información que recibimos, no implica que exista único un procedimiento para hacerlo.
Hay distintos modelos que se ocupan de explicar las diferencias, entre ellos, la teoría de los hemisferios cerebrales.
El cerebro humano consta de dos hemisferios, unidos por el cuerpo calloso, que se hallan relacionados con áreas muy diversas de actividad y funcionan de modo muy diferente, aunque complementario.
El sistema nervioso humano está conectado al cerebro mediante una conexión cruzada, de manera que el hemisferio derecho controla el lado izquierdo del cuerpo, y el hemisferio izquierdo controla el lado derecho.
Si se sufre una lesión en el lado izquierdo del cerebro, la parte más afectada del cuerpo será la derecha, y viceversa. A causa de este cruzamiento de las vías nerviosas, la mano izquierda está regulada por el hemisferio derecho, y la mano derecha por el hemisferio izquierdo

Cerebro Izquierdo
Cerebro Derecho
\
/
Mano Izquierda
Mano Derecha

Podremos decir que cada hemisferio, percibe y organiza la realidad
a su manera, con sus propias reglas de juego.

El hemisferio izquierdo controla el lado derecho
del cuerpo.
Viene a ser algo así como el cerebro "lógico".
Procesa la información de manera secuencial y lineal.
Construye su imagen del todo, a partir de las partes
que lo componen.
Es el que se ocupa de analizar los detalles.
Piensa en palabras y en números.
Se especializa en el lenguaje verbal,
el manejo de información lógica,
la organización de la sintaxis,
la atención focalizada, el control del tiempo;
la planificación, ejecución y toma de decisiones
y memoria a largo plazo.
Procesa la información usando el análisis.

El Hemisferio derecho controla el lado izquierdo
del cuerpo. Sueles llamárselo el cerebro "holístico".
Procesa la información de manera global,
partiendo del todo, para entender las distintas
partes que lo componen. Integrador,
especializado en sensaciones,
sentimientos, y habilidades espaciales;
habilidades artísticas y musicales.
Concibe las situaciones y estrategias
del pensamiento de una forma total.
Procesa la información usando la síntesis

Si tu cerebro izquierdo se compra un libro, seguramente lo abriría por la primera página y empezaría de inmediato a conectarse con las palabras, analizaría las frases de una a una y llegaría ordenadamente al fin del libro.
En cambio, si es tu cerebro derecho quien lo compra, primero le daría una ojeada global, leería el índice, observaría las ilustraciones, vería el modo en que se organiza el contenido y se detendría a leer los títulos y los textos destacados.

Frente a rojo azul marrón verde violeta naranja
Cerebro Izquierdo leería - rojo azul marrón verde violeta naranja
Cerebro Derecho leería - azul verde violeta rojo naranja marrón

El Cerebro Doble

Dentro de nuestra cabeza tenemos un cerebro doble con dos formas de conocimiento. Las características diferentes de cada mitad del cerebro (y del cuerpo), expresadas intuitivamente en nuestro lenguaje, tienen una base real en la fisiología del cerebro humano.
Sabemos que los dos hemisferios pueden colaborar de diversas maneras. A veces cada mitad coopera con la otra aportando sus habilidades especiales y haciéndose cargo de la parte de la tarea más adecuada a su modo de procesar la información. En otras ocasiones, los hemisferios trabajan por separado; cuando una mitad entra en acción, la otra mitad queda más o menos desactivada. Incluso, parece que cada hemisferio tiene una manera de «ocultar» conocimientos al otro. Puede que sea verdad el viejo dicho, y que la mano derecha no sepa realmente lo que está haciendo la izquierda. Y parece que también puede haber conflicto entre los hemisferios, cuando uno de ellos intenta hacer lo que el otro «sabe» que puede hacer mejor. Al existir unas fibras de conexión, raramente experimentamos a nivel consciente dichos conflictos.

Hemisferio Izquierdo
Hemisferio Derecho
Verbal: Usa palabras para nombrar, describir, definir.
No verbal: Es consciente de las cosas, pero le cuesta relacionarlas con palabras.
Analítico: Estudia las cosas paso a paso y parte a parte.
Sintético: Agrupa las cosas para formar conjuntos.
Simbólico: Emplea un símbolo en representación de algo.
Concreto: Capta las cosas tal como son, en el momento presente.
Abstracto: Toma un pequeño fragmento de información y lo emplea para representar el todo.
Analógico: Ve las semejanzas entre las cosas; comprende las relaciones metafóricas.
Temporal: Sigue el paso del tiempo, ordena las cosas en secuencias: empieza por el principio, relaciona el pasado con el futuro, etc.
Atemporal: Sin sentido del tiempo, centrado en el momento presente.
Racional: Saca conclusiones basadas en la razón y los datos.
No racional: No necesita una base de razón, ni se basa en los hechos, tiende a posponer los juicios.
Digital: Usa números, como al contar.
Espacial: Ve donde están las cosas en relación con otras cosas,
y como se combinan las partes
para formar un todo.
Lógico: Sus conclusiones se basan en la lógica: una cosa sigue a otra en un orden lógico. Por ejemplo, un teorema matemático o un argumento razonado.
Intuitivo: Tiene inspiraciones repentinas, a veces basadas en patrones incompletos, pistas, corazonadas o imágenes visuales.
Lineal: Piensa en términos de ideas encadenadas, un pensamiento sigue a otro, llegando a menudo a una conclusión convergente.
Holístico: Ve las cosas completas, de una vez; percibe los patrones y estructuras generales, llegando a menudo a conclusiones divergentes.

Modos de pensamiento
de los hemisferios cerebrales

Modo - I
Analítico
Abstracto
Secuencial
Realista
Verbal
Temporal
Simbólico
Cuantitativo
Modo - D
Intuitivo
Concreto
Global
Fantástico
No verbal
Atemporal
Literal
Cualitativo

.Habilidades Asociadas con
hemisferios cerebrales

Modo - I
Escritura
Símbolos
Lenguaje
Lectura
Ortografía
Oratoria
Escucha

Localización de hechos
y detalles

Modo - D
Relaciones espaciales
Formas y pautas
Canto y música
Sensibilidad al color
Expresión artística
Creatividad
Visualización
Emociones y
Sensaciones

Aprendizaje y Hemisferios Cerebrales

En las últimas décadas se han elaborado todo tipo de teorías y modelos para explicar las diferencias en la forma de aprender. Y, más allá de lo específico de cada una, lo importante, es el aporte que nos hacen para ampliar nuestras posibilidades de aprender, en base al modo en que organizamos la información.

La palabra "aprendizaje" es un término muy amplio que abarca fases distintas de un mismo y complejo proceso. Cada uno de los modelos y teorías existentes enfoca el aprendizaje desde un ángulo distinto. Cuando se contempla la totalidad del proceso de aprendizaje se percibe que esas teorías y modelos aparentemente contradictorios entre sí no lo son tanto e incluso que se complementan.

Una posible manera de entender las distintas teorías es el siguiente modelo en tres pasos:

  • El aprendizaje parte siempre de la recepción de algún tipo de información. De toda la información que recibimos, seleccionamos una parte. Cuando analizamos como seleccionamos la información podemos distinguir entre alumnos visuales, auditivos y kinestésicos.
  • La información que seleccionamos la tenemos que organizar y relacionar. El modelo de los hemisferios cerebrales nos da información sobre las distintas maneras que tenemos de organizar la información que recibimos.
  • Una vez organizada esa información la utilizamos de una manera o de otra. La rueda del aprendizaje de Kolb nos ayuda a explicar este proceso.

Si bien hay muchos autories que trabajaron sobre el tema, voy a utilizar a quellas clasificaciones que, sin produndizar demasiado ene el tema, nos ayudan a tener una visión de los diferentes modos de aprendizaje.
Kolb parte de la base de que para aprender algo necesitamos trabajar con la información que recibimos. Según sus estudios podemos partir de:

  • Una experiencia directa y concreta 
  • Una experiencia abstracta, que es la que tenemos cuando leemos acerca de algo o cuando alguien nos lo cuenta.
Las experiencias que tengamos, abstractas o concretas, se transformarán en conocimiento cuando las elaboramos de alguna de estas dos formas:
  • reflexionando y pensando sobre ellas
  • experimentando de forma activa con la información recibida
Kolb añade que para que se produzca un aprendizaje realmente efectivo es necesario trabajar esas cuatro categorías. O lo que es lo mismo, según el modelo de Kolb un aprendizaje óptimo es el resultado de trabajar la información en cuatro fases. 
Actuar
-
Reflexionar
\
/
Experimentar
-
Teorizar

En la práctica, lo que sucede es que la mayoría de nosotros tendemos a especializarnos en una, como mucho en dos, de esas cuatro fases.
Honey y Mumford, en base a la la teoria de Kolb definió estilos de aprendizaje son cuatro:

Activos
Reflexivos
Pragmárticos

Teóricos

1). Activos Los alumnos activos se involucran totalmente y sin prejuicios en las experiencias nuevas. Disfrutan el momento presente y se dejan llevar por los acontecimientos. Suelen ser de entusiastas ante lo nuevo y tienden a actuar primero y pensar después en las consecuencias. Llenan sus días de actividades y tan pronto disminuye el encanto de una de ellas se lanzan a la siguiente. Les aburre ocuparse de planes a largo plazo y consolidar los proyectos, les gusta trabajar rodeados de gente, pero siendo el centro de las actividades.
La pregunta que quieren responder con el aprendizaje es Cómo?

2). Reflexivos Los alumnos reflexivos tienden a adoptar la postura de un observador que analiza sus experiencias desde muchas perspectivas distintas. Recogen datos y los analizan detalladamente antes de llegar a una conclusión. Para ellos lo más importante es esa recogida de datos y su análisis concienzudo, así que procuran posponer las conclusiones todos lo que pueden. Son precavidos y analizan todas las implicaciones de cualquier acción antes de ponerse en movimiento. En las reuniones observan y escuchan antes de hablar, procurando pasar desapercibidos.
La pregunta que quieren responder con el aprendizaje es Por qué?

3.) Teóricos Los alumnos teóricos adaptan e integran las observaciones que realizan en teorías complejas y bien fundamentadas lógicamente. Piensan de forma secuencial y paso a paso, integrando hechos dispares en teorías coherentes. Les gusta analizar y sintetizar la información y su sistema de valores premia la lógica y la racionalidad. Se sienten incómodos con los juicios subjetivos, las técnicas de pensamiento lateral y las actividades faltas de lógica clara.
La pregunta que quieren responder con el aprendizaje es Qué?

4.) Pragmáticos A los alumnos pragmáticos les gusta probar ideas, teorías y técnicas nuevas, y comprobar si funcionan en la práctica. Les gusta buscar ideas y ponerlas en práctica inmediatamente, les aburren e impacientan las largas discusiones discutiendo la misma idea de forma interminable. Son básicamente gente práctica, apegada a la realidad, a la que le gusta tomar decisiones y resolver problemas. Los problemas son un desafío y siempre están buscando una manera mejor de hacer las cosas.
La pregunta que quieren responder con el aprendizaje es Qué pasaría si...?

Si relacionamos esto con la Educación Formal, es evidente que Nuestro Sistema Educativo no es neutro, influido por la cultura dominante de la época.

Basta recordar que, hasta no hace tanto tiempo, la antigua predisposición en contra de la mano izquierda/hemisferio derecho hacía que los padres y maestros de niños zurdos trataran de forzar a éstos a usar la mano derecha para escribir, comer, etc., lo cual ocasionaba con frecuencia problemas que se prolongaban hasta la edad adulta.
De hecho, los buenos usos y costumbres nos dicen que al saludar, damos la mano derecha, y parece incorrecto ofrecer la izquierda.

Ningún hemisferio es más importante que el otro. Para poder realizar cualquier tarea necesitamos usarlos a ambos, especialmente si es una tarea complicada. Lo que se busca siempre es el equilibrio.
El equilibrio se da como resultado de conciliar polaridades, y no mediante tratar de eliminar una de ellas, como se intentó hacer muchas veces..

Por esto predominio histórico del cerebro izquierdo es entonces, que siento la importancia de revalorizar el hemisferio derecho, de devolverle la relevancia que la naturaleza le dio, pues si algo tienen de maravilloso las diferencias entre ambos hemisferios , es la posibilidad de integrarlos.

"Encontradores"
Sumate a la Comunidad
de Construyamos Salud

A partir de nuesto blog comenzamos un intercambio con muchos lectores acerca de los temas que desarrollamos; "Emociones, Autoestima, Desaprendizajes, Frustración y Resiliencia" entre otros han sido protagonistas en el 2009.
Por eso, tomamos la desición de crear una
Comunidad On Line

que llamamos "Encontradores"
que continúa nuestra tarea, pero que apuesta al protagonismo de quines nos acompañaron y esperemos se sumen a participar.
Registrate y participá de Actividades
on Line Gratuita


Izquiera y Derecha en la Historia

La palabras y expresiones que implican conceptos de derecha e izquierda abundan en nuestro lenguaje y nuestro pensamiento. La mano derecha (y por lo tanto también el hemisferio izquierdo) estuvo fuertemente asociada con lo que es bueno, justo, moral, adecuado. La mano izquierda
(y por lo tanto, el hemisferio derecho) se relacionaba con conceptos anárquicos y sentimientos que están fuera del control consciente, a veces malos, inmorales o peligrosos.A lo largo de la historia humana han aparecido en casi todos los idiomas términos con connotaciones de bondad para la mano derecha/hemisferio izquierdo, y con connotaciones de maldad para la mano izquierda/ hemisferio derecho.
La palabra izquierdo en latín es sinister , de donde se deriva «siniestro», con todas sus implicaciones. En cambio, la palabra derecho en latín es dexter , de donde se deriva «destreza», como sinónimo de habilidad.
En francés, la palabra «izquierdo» es gauche , que también significa «torpe», y de donde se deriva la palabra inglesa «gawky» (torpe, palurdo). Sin embargo, derecho es droit , que significa también «bueno», «justo». En inglés, la palabra left (izquierdo) viene del anglosajón lyft , que significa «débil» o «inútil». De hecho, en la mayoría de las personas diestras, la mano izquierda es más débil que la derecha, pero el término original implicaba también la falta de fuerza moral. El significado despectivo de la palabra puede reflejar un prejuicio de la mayoría de la población contra la minoría de zurdos, que eran "diferentes". Reforzando esta tendencia, la palabra ríght (derecho) significa también "justo" o"correcto", lo mismo que el término anglosajón originario, reht , que significa «derecho», «recto» y «justo».
De reht y del latín rectus derivan las palabras «correcto» y "rectitud".
En el contexto de las costumbres culturales, el lugar de honor en una comida formal es a la derecha del anfitrión. En las bodas, el novio se sitúa a la derecha y la novia a la izquierda, como mensaje no verbal del estatus relativo de los dos participantes.

Dos formas de conocimiento
Además de las connotaciones contrarias de izquierda y derecha en el lenguaje, los filósofos, maestros y científicos de muchas épocas y culturas diferentes han postulado ideas sobre la dualidad de la naturaleza y el pensamiento humanos. La idea clave es la de que existen dos formas paralelas de conocimiento. Probablemente, el lector esté familiarizado con estas ideas. Lo mismo que los términos izquierda y derecha, han impregnado nuestro lenguaje y nuestra cultura. Se han establecido, por ejemplo, divisiones entre el pensamiento y el sentimiento, el intelecto y la intuición, el análisis objetivo y la visión subjetiva. Los comentaristas políticos aseguran que generalmente la gente analiza los puntos buenos y malos de un programa, y después votan lo que les dictan sus glándulas. La historia de la ciencia está repleta de anécdotas acerca de investigadores que trataron repetidamente de resolver un problema, hasta que la respuesta se les reveló en sueños, en forma de metáfora que el científico comprendió intuitivamente.

Medio cerebro es mejor que nada, pero un cerebro entero sería mejor
Con sus clases seriadas, verbales y numéricas, los colegios a los que todos hemos asistido no podían enseñarnos el modo de conocimiento del hemisferio derecho. Después de todo, este hemisferio no tiene muy buen control verbal. No se puede razonar con él. No se le puede hacer que diga algo lógico, tal como «esto es bueno y esto es malo, por las razones a, b y c ». Es izquierdoso, siniestro, zurdo, con todo lo que implican estas palabras. No se le dan bien las secuencias: empezar por el principio, dar el siguiente paso, y luego el siguiente. El empieza en cualquier parte o lo hace todo a la vez. Además, el hemisferio derecho no tiene un buen sentido del tiempo y no parece comprender lo que se entiende por «perder el tiempo», como hace el sensato hemisferio izquierdo. El hemisferio derecho no vale para clasificar ni para poner nombres. Parece considerar las cosas tal como son en el momento presente, con toda su fascinante complejidad. No sirve para analizar ni para abstraer las características más salientes. Aún hoy en día, a pesar de que los educadores son cada vez más conscientes de la importancia del pensamiento intuitivo y creativo, los sistemas escolares en general siguen estructurados al modo del hemisferio izquierdo. La enseñanza es secuencial: los estudiantes progresan ascendiendo grados (cursos) en una dirección lineal. Las principales materias de estudio son verbales y numéricas: lectura, escritura, aritmética. Se siguen horarios estrictos. Los pupitres están ordenados en filas. Se pregunta y se responde. Se entregan diplomas. Y todo el mundo tiene la sensación de que algo anda mal. El cerebro derecho -el soñador, el artífice, el artista- se pierde casi totalmente en nuestro sistema educativo. Puede que haya unas pocas clases de arte, algún que otro taller, algo llamado «escritura creativa» y quizás cursos de música. Pero es muy improbable que encontremos cursos de imaginación, de visualización, de percepción espacial, de creatividad como tema aparte, de intuición, de inventiva. Sin embargo, los educadores valoran estas cualidades y aparentemente esperan que los estudiantes desarrollen la imaginación, la percepción y la intuición como consecuencia natural del un entrenamiento verbal y analítico

"Aprendamos
a Aprender"

- Actividad on Line Gratuita-
Te proponemos de participar
de una Actividad Gratuita que incluye una devolución personalizada
**********************
Bienestar Emocional, Desarrollo del talento
y Recursos Creativos

y otros Talleres de
Desarrollo Personal

**********************

Oratoria, Resolución de Conflictos- Negociación e Inteligencia Emocional ; Comunicación Efectiva e Introducción al coaching
y otros Talleres de
Desarrollo Laboral
- Actividades On Line -
Informate

Fuentes de Información
La conceptos correspondientes a lsd definiciones sobre el modo de procesar de los hemisferios cerebrales y los estilos de Aprndizje fueron tomados textualmente de
Chalvin Marie Joseph (1995), "Los dos cerebros en el aula", TEA Ediciones, Madrid, 1995.
Garza, R. y Leventhal S. (2000) Aprender como Aprender. Mexico: Trillas.
Betty Edwards
Aprendiendo a dibujar -
Cap III El Cerebro: sus lados Izquierdo y Derecho -
Madrid 1988.
Cazau Pablo (2001),
Estilos de aprendizaje

    

Salir a encontrar, es lo que hacen cada mañana los encontradores, pues tiene muchas preguntas
que disfrutan al hacerse una y otra vez, para tener nuevas preguntas,
que los motive a caminar un poco más.
Y siguen caminado, movilizados por una la utopía,
que tal como la define Juan Gelman les sirve, para caminar.
Sin saber hacia dónde, ni para qué, pues les fascina jugar a las escondidas con la lógica y la razón.
Y celebran los momentos en que se pierden,
pues lo más probable es que encuentren un sueño, que le de sentido a ese día.
Entonces siguen caminando, confiados que cada día encontrarán uno nuevo.
Los sueños, su tesoro preferido:
Un milagro tan poderoso, que poco importa si se hacen o no realidad.
Si te perdes todo el tiempo o al menos te gustaría perderte un ratitio,
venite a "encontradores" y, simplemente dejate llevar.

Fabiana Andrea Mendez

Ingrese su email si desea recibir nuestros Newsletters: